Analizando el balance de una empresa. El cash flow (XXII)

Siguiendo con nuestros posts sobre el análisis de los estados financieros de una empresa hoy iniciaremos el análisis de la empresa con una visión que es fundamental cuando eres proveedor financiero:

Las empresas tienen diversos tipos de proveedores, tales como proveedores de mercancías o materias primas, laborales, servicios…todos ellos entregan algo a cambio de dinero. El proveedor financiero (nosotros) que presta dinero, también espera que se le pague con dinero, por eso en nuestro análisis damos un paso más. Vamos a intentar saber si la empresa ha generado dinero y para ello vamos a desarrollar el concepto de Cash Flow o generación de fondos.

Con la cuenta de pérdidas y ganancias sabemos lo que ha facturado una empresa (no lo que ha cobrado), la mercancía que ha vendido (no la que ha comprado), los gastos en que ha incurrido (no los que ha pagado) e incluso determinados costes que ha imputado (ej: amortización). Ahora debemos ponerlo todo en términos de dinero de efectivo y no de compromisos de cobros (cuenta de clientes) o compromisos de pagos (proveedores y acreedores básicamente).

Paso a paso vamos a ver cuánto de lo que vende la empresa se transforma en dinero, de este cuánto se necesita para pagar a los proveedores y para sus inversiones de activo fijo y finalmente cuál es el remanente que puede aplicar para pagos tales como cancelaciones de deuda o pagos de dividendos.

Este análisis  sería más sencillo si los estados financieros se rigieran por criterios de caja, es decir, que ventas coincidiera con cobros y gastos con pagos, pero generalmente los estados financieros de las empresas se elaboran con vistas al informe a los accionistas, inversores y hacienda que están más preocupados en saber cuánto se vende o gana. El flujo de cobros y pagos le preocupa al director/tesorero financiero que debe buscar financiación para los desfases de circulante e inversiones, y a los proveedores financieros (nosotros) que vemos impacientes como fluye el dinero por la empresa.

En definitiva, los estados financieros siguen generalmente criterios de devengo y a nosotros nos interesa un criterio de caja. Con en análisis de Cash Flow intentaremos aproximar ambos criterios.

¿Cómo definimos Cash Flow?

La forma tradicional de definirlo dice que es la suma del beneficio después de impuestos más las amortizaciones. A nosotros a estas alturas del blog, expertos analistas, nos parece una definición incompleta.

En primer lugar, ¿qué entendemos por beneficio? ¿qué ocurre si nuestra empresa ha ganado dinero gracias a que ha vendido un edificio, una cartera de acciones o ha tenido un crédito fiscal que suma en lugar de restar?

Por eso decimos que el beneficio ha de ser el procedente de operaciones ordinarias, por tanto, recurrentes en el tiempo (esto ya lo contamos en el blog que hablábamos de la cuenta de resultados). Para ello deduciremos del beneficio los ingresos extraordinarios y para ser consecuentes los gastos extraordinarios, pues ninguno de ambos han de ser considerados pasados ni futuros.

Cuando las empresas tienen ingresos financieros sustanciales, y lógicamente no estamos analizando una empresa financiera, también deberíamos restarlos pues pueden distorsionar el margen ordinario del cliente. Haciendo estas salvedades obtenemos el que podemos denominar Resultado Neto Ordinario, el beneficio o pérdida que la empresa obtiene por su actividad ordinaria.

Continuará

Consejos para mejorar la presencia de tu negocio en las redes sociales

Hoy en día, la mayoría de las empresas buscan crearse un hueco en el mundo digital para diferenciarse y ampliar su público. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para utilizar las redes sociales de una forma adecuada.

Definición

Muestra al mundo quién eres y qué es lo que haces. ¿Tienes claro a quién te diriges?

La popularidad de tu empresa en el mundo digital depende de la primera impresión que genere online. Por eso es importante tener una página web donde se muestren los diferentes servicios que se ofrecen a los clientes. También tienes que tener claro quiénes son los clientes objetivos que puedes llegar a tener, y a continuación crear contenido que llame su atención.

Contenido de calidad

¿Qué aportas a tus clientes/usuarios? ¿Por qué deben seguir a tu negocio en las redes sociales?

Habla de lo que sabes y dominas, y mantén el enfoque en aquello a lo que te dedicas. Así, tu presencia en las redes sociales no se notará forzada. Crea contenidos llamativos para que llamen la atención de tus seguidores. Cuanto más personales y cercanos sean los contenidos, más interactivos serán los seguidores y de esta manera serán ellos los que hagan relevantes tus productos compartiendo tus publicaciones. Tus seguidores pueden “retwittear”, compartir y darle a “me gusta” a lo que compartes, por lo que, mientras lo que compartas tenga interacción, el perfil de tu empresa seguirá atrayendo a más gente.

Utiliza los hashtags a tu favor

La mayoría de las redes sociales cuentas con el símbolo “#” que sirve para clasificar el contenido por temáticas y cuyo principal objetivo es que otros usuarios puedan encontrarlo con más facilidad. Si te acostumbras a clasificar los contenidos de tu perfil de una forma inteligente, podrás añadir bastante valor a tus publicaciones con las palabras clave correctas. Para ello, te tienes que asegurar de que el “hashtag” tenga relevancia con la noticia que estés publicando. Es importante elegir una etiqueta que no pueda tener muchos públicos diferentes. Pero recuerda no abusar de los “hashtags” ya que ello puede dar una mala imagen de tu perfil, dando a entender que estás intentando meter con calzador tus publicaciones en el “timeline” de las máximas personas posibles.

Tus canales

¿Qué redes sociales te beneficiarán más? ¿Dónde tiene tu audiencia objetivo sus perfiles en redes sociales?

Tienes que adaptar tus contenidos de cada red social a los intereses de tus seguidores. Puede que los que te sigan en Facebook no sean los mismos que en cualquier otro canal. Determina qué es lo que necesita tu público en cada plataforma y crea contenido en acorde. Si el contenido tuviera que ser más visual, podrías crear infografías o carteles para tus campañas para así tener un impacto mayor.

Horario

¿Gestionas la publicación de todos tus contenidos?

Es importante que haya algún tipo de organización en los diferentes perfiles sociales de tu negocio. Para ello es útil crear un calendario de contenidos que te ayudará a tener una visión a más o menos largo plazo para poder tomar decisiones relativas a tus publicaciones. También te ayudará a medir la efectividad/popularidad de tus campañas.

Interactúa

No sólo se trata de compartir información, sino de interactuar con tus seguidores. Si ellos te mencionan o comparten alguna de tus publicaciones, estaría bien que se lo agradecieras de alguna manera. Tienen que asegurarse de que van a recibir una respuesta si tienen alguna duda acerca del servicio y/o producto.

Comunidad

Por último, decir que cada vez más se confía más en la opinión de un tercero, por lo que tener opiniones positivas en tus perfiles sociales es de gran ayuda a la hora de vender un servicio/producto, o simplemente generar una buena imagen de cara al público. Introducir a personas con influencia en el mundo digital también es clave a la hora de llegar a más gente.

5 consejos para gestionar tus contratos y ahorrar tiempo

La gestión de los contratos de luz, gas natural, agua e Internet, entre otros, es una parte importante de cualquier hogar ya que suponen grandes gastos mensuales. Por ello, es esencial saber cómo administrarlos de forma óptima para ahorrar tiempo y dinero. Sin embargo, el desconocimiento del funcionamiento del mercado de estos servicios provoca que los consumidores elijan tarifas más caras y terminen pagando precios elevados en sus facturas. Si quieres gestionar tus contratos sabiamente y ganar tiempo en el proceso, sigue los siguientes consejos. 

  1. ¿Qué necesitas?

Lo primero que debes hacer es identificar tu necesidad para cada servicio. En el caso de los contratos de Internet deberás tener en cuenta qué tipo de conexión quieres tener ya que de ello dependerá la velocidad a la que navegues o el número de dispositivos que pueden utilizarse a la vez, entre otras cosas. En el caso de los suministros de energía, tendrás que tener en cuenta en qué situación te encuentras:

  • Nueva alta de un suministro: si te acabas de mudar y no tienes luz, o gas, deberás solicitar el alta de los suministros llamando a la comercializadora con la que quieras tener tus contratos. La nueva alta supondrá la instalación de los contadores y el cableado necesario para acceder a la red de estos servicios.
  • Suministro ya existente: si ya cuentas con un suministro pero no está a tu nombre, deberás solicitar un cambio de titularidad y así hacerte responsable de los contratos. Algunas comercializadoras como Naturgy (ex- Gas Natural Fenosa) dan la opción de modificar el nombre de los contratos por Internet. Puedes consultar la página dedicada a Naturgy (ex- Gas Natural Fenosa) para saber cómo solicitar el cambio de titularidad con la comercializadora.
  1. Compara las tarifas

No contrates una tarifa sin antes compararla con otras ofrecidas por diferentes proveedores. En el caso del mercado energético, muchos consumidores no saben que tras la aprobación de la Ley 54/1997 este mercado comenzó su proceso de liberación, dando así la oportunidad de elegir entre una amplia variedad de tarifas.

Esto además de ventajas, crea dificultades para los consumidores ya que elegir una tarifa les resulta más complicado. Sin embargo, gracias a los comparadores de tarifas de energía, puedes acceder a las ofertas más económicas según tus necesidades.

  1. Tarifas adaptadas

El precio es lo que más llama la atención a la hora de elegir una tarifa de Internet, luz o gas natural. Sin embargo, hay que tener más aspectos en cuenta a la hora de elegir como por ejemplo las condiciones de contratación o las limitaciones de consumo. Por ello, te recomendamos elegir una tarifa económica que se adapte a tus necesidades. Para ello, no dudes en utilizar un comparador de tarifas, una herramienta online y totalmente gratuita que no implica la contratación de ningún servicio.

En el caso de la electricidad y el gas natural, fijate en las cláusulas de permanencia, las tarifas de acceso necesarias, la potencia eléctrica máxima o el consumo anual máximo permitido, etc. Para informarte más en profundidad sobre los aspectos a tener en cuenta cuando contrates la luz y el gas en tu hogar, puedes visitar la página Companias-de-Luz.com.

  1. Infórmate antes de contratar

Antes de proceder a llamar al proveedor con quien quieras contratar alguno de los servicios mencionados, lee atentamente las condiciones de contratación de la oferta. Las podrás encontrar en sus páginas web.

Una vez te manden el contrato final para firmarlo, pregunta cualquier duda que te pueda surgir con respecto a las condiciones del contrato. Presta especial atención a la cláusula de permanencia, si existe, y al importe a pagar si rompes el contrato antes de que termine dicha permanencia.

  1. Prueba otros proveedores

Ante cualquier descontento con tu proveedor actual, ya sea de luz, gas o Internet, no dudes en cambiarte de compañía. Es posible que encuentres un mejor servicio de atención al cliente, mejores ofertas, descuentos o tarifas más adaptadas con otros proveedores. Así que, mientras no tengas permanencia en tu contrato, podrás cambiarte sin problemas. Si por el contrario tienes permanencia, deberás abonar cierto importe por abandonar el contrato antes de tiempo.

Diversificación

En nuestra sección para inversores recomendamos cinco pautas para una estrategia de inversión eficaz, entre las que se encuentra “minimizar el riesgo mediante la diversificación en el crowdlending”. Desde Grow.ly entendemos que una adecuada gestión del riesgo incluye una adecuada diversificación de los riesgos. En este sentido, en Grow.ly hemos incorporado recientemente herramientas para ayudar a los inversores en la gestión del riesgo de concentración: un detalle de todas las empresas con el importe invertido pendiente y el porcentaje que este representa sobre la cartera y un “índice de riesgo de concentración”. Ambas informaciones se encuentran dentro del apartado de estadísticas.

Concentración por empresa: Tal y como les informamos en nuestro post de novedades en el mes de julio, hemos creado una tabla en la sección de estadísticas con el fin de que nuestros inversores puedan conocer en detalle qué importe está invertido en cada empresa y qué porcentaje este representa sobre el total de la cartera. Se ha incorporado dicha información en el apartado de estadística bajo el título de concentración y en él se refleja el nombre de la empresa, el importe inicialmente invertido, el saldo actual y el porcentaje que este último significa sobre el total de la cartera en el momento. La información está ordenada de mayor a menor concentración. Además, se han establecido unos parámetros orientativos de clasificación del riesgo con colores por empresa utilizando la siguiente tabla:

Una cartera adecuadamente diversificada sería aquella en la que se ha invertido en un mínimo de 50 empresas con porcentajes parecidos en cada una de ellas. A efectos prácticos si el importe fuera el mismo en cada una de ellas estaríamos exactamente en un 2% en cada uno, de ahí que el tramo de 1 al 2,5% se considere riesgo bajo. Por el contrario, si tuviéramos exactamente un 10% en cada empresa, significaría que estamos en 10 empresas, por lo que se considera un riesgo muy alto, puesto que en caso de impago de alguna de ellas el efecto sobre la rentabilidad es excesivo.

Una diversificación adecuada reduce el riesgo de pérdida, a mayor diversificación menor riesgo.

Índice de riesgo de concentración: además de informar del riesgo en cada empresa, se ha creado un índice de riesgo de concentración que valora en su conjunto el riesgo de la cartera.

El índice se sirve la metodología del conocido como índice de Herfindahl o Indice de Herfindahl e Hirschman (IHH), muy utilizado para medir la concentración económica de un mercado o la concentración de una cartera de inversiones. El índice valora tanto el número de empresas en las que se participa como el peso que puedan tomar cada una de ellas en el total.

Sin entrar en las consideraciones teóricas que se pueden encontrar en la propia sección de estadísticas, el índice toma valores de 0 a 100. Siendo 0 la máxima diversificación posible con infinitas inversiones y 100 la máxima concentración en una sola empresa.

Vamos a poner dos ejemplos para explicar mejor el significado del índice:

> Ejemplo 1: Supongamos una cartera con 50 empresas en las que en todas se ha invertido la misma cantidad (100 € por ejemplo). El índice daría valor 2 de la escala de 0 a 100. Nótese

que como hemos invertido la misma cantidad en cada empresa, tenemos una cuota de un 2% en cada una de ellas. Esto es lo que representa el índice.

> Ejemplo 2: Si en estas mismas 50 empresas en una de ellas tuviéramos una inversión de 500 € (ella sola representaría del 9,25% de la cartera, mientras que en el resto de casos supondría un 1,85% cada una de ellas), el índice se elevaría al 2,54. Obsérvese que si hubiéramos invertido 100 € en 40 empresas, la cuota de cada una de ellas seria del 2,50%. En definitiva, el índice muestra que, dada la concentración en una de las empresas, a efectos de concentración es como si hubiéramos invertido en unas 40 empresas en lugar de las 50 que estamos realmente invertidos. Si el mismo ejercicio lo hiciéramos invirtiendo en 2 empresas 500 € y en el resto 100€, el índice alcanzaría el valor 3,36, es decir a efectos de concentración es como si solo estuviéramos en 30 empresas.

Finalmente, con el fin de facilitar la interpretación hemos clasificado las carteras en 5 tipos al estilo de la concentración en empresas según el siguiente cuadro:

En Grow.ly siempre recomendamos la mayor diversificación posible a efectos de mitigar los posibles riesgos de impagos. A mayor diversificación, menor riesgo y mejor rentabilidad.

Deseamos que esta información les sea de la máxima utilidad para gestionar mejor su cartera y obtener una mejor rentabilidad con riesgos controlados.

SEO: Consejos y herramientas para mejorarlo (II)

En este nuevo post vamos a finalizar la entrega sobre consejos para mejorar el SEO de vuestras páginas web. Podéis ver el primer post aquí.

Continuaremos la entrega hablando sobre las recomendaciones a la hora de redactar el contenido tanto de cada a los usuarios como de cara al bot:

  • Incluir términos o frases clave. Por ejemplo: crowdlending, préstamos, rentabilidad, inversión, etc.
  • Incluir términos relacionados o sinónimos.
  • El contenido debe tener un tamaño adecuado.
  • El contenido también debe tener un objetivo: vender un servicio o producto, realizar una oferta en un proyecto, preguntas frecuentes, etc.
  • Añadir vídeos e imágenes que enriquezcan el texto o contenido que complemente al principal como comentarios, opiniones o . Es muy importante siempre intentar respetar el marcado de https://schema.org/
  • Estructura coherente del texto
  • Buen uso de etiquetas de encabezados (H1, H2, etc), meta descripciones, etc.
  • Algunos contenidos funcionan mejor que otros para atraer a usuarios y, gracias a ello, pueden facilitar que referencien tu contenido desde otras webs. Las listas, comparativas, estadísticas, videos, tutoriales o un título llamativo suelen tener buena aceptación.

A nivel técnico, existen tres puntos que son fundamentales además de un cuarto que cada vez tiene más relevancia y un quinto que deberías cumplir por normativa:

  1. Diseño responsive: los motores de búsqueda valoran muy positivamente la compatibilidad de tu web con dispositivos con pantallas de diferentes tamaños (ordenador portátil, ordenador de sobremesa, móvil, tablet, consolas, etc.). Cuanto mejor sea esa compatiblidad y mejor experiencia de usuario generes, mejor posicionado estarás.
  2. HTTPS: la comunicación segura entre un dispositivo y tu página web es fundamental para estar bien posicionado. Es muy importante que tanto tu web como las páginas o contenido (imágenes y videos de otras webs) a los que hagas referencia trabajen bajo el protocolo https y sus certificados sean válidos. De hecho, desde el próximo mes de julio de 2018, Google Chrome avisará a sus usuarios de que todas las páginas que no trabajen en HTTPS serán inseguras. Esto puede hacer que pierdas una gran cantidad de accesos. Además, hay que tener especial cuidado al implementar el paso de HTTP a HTTPS para no generar enlaces rotos y que pierdan el posicionamiento que ya tenían.
  3. Tiempo de carga: Google sigue la regla de que cuando una web tarda más de 3 segundos en cargar, muchos usuarios la abandonarán (existen estudios que indican que la cifra ronda el 40%). Hay multitud de parámetros a tener en cuenta de cara a optimizar los tiempos de carga: habilitar compresión en el servidor, reducir tamaños de imagen o adoptar nuevos formatos, uso de imágenes progresivas, reducir tamaño de ficheros javascript y css, uso de caché del navegador, cantidad de ficheros a descargar, uso de ajax, etc. En Amazon son todavía más estrictos en este sentido y tienen como objetivo que su página principal tarde menos de… ¡¡¡1 segundo!!!
  4. AMP (Accelerated Mobile Pages). Tiene relación con el primer y el tercer punto de este apartado. Es un proyecto e iniciativa de Google cuyo fin es mejorar la velocidad de carga de la versión web para smartphones. En las webs que ya lo tienen implementado las cifras que han conseguido pueden hacer que cualquiera se replantee, al menos, echarle un vistazo:
    • Tiempos de carga hasta un 85% más bajos que una página convencional
    • El tiempo medio de las páginas AMP no llega al segundo
    • El gasto de datos móviles es hasta 10 veces menos (con el consiguiente ahorro de batería)
  5. RGPD: El Reglamento General de protección de datos (o GDPR por sus siglas en inglés) es de obligado cumplimiento desde el pasado 25 de mayo (entró en vigor el 24 de mayo de 2016). Cumplirlo, aparte de que es obligatorio para todas las webs europeas independientemente del origen de sus usuarios, no te ayudará a estar mejor posicionado pero si te ayudará a generar confianza de cara a tus usuarios. Al igual que ocurre con HTTPS, no ofrecer cierta seguridad en función del tipo de usuario objetivo puede hacer que perdamos muchas visitas o generemos comentarios negativos sobre la página.

Existen multitud de herramientas que te ofrecen recomendaciones para mejorar los puntos anteriores. Algunas de ellas son PageSpeed Insights y WebPageTest

A nivel de marketing, tienes que saber que Google valora la “popularidad” de todas las páginas que indexa. Puedes cumplir todos los puntos anteriores pero si no eres popular no estarás bien posicionado. Algunas recomendaciones para que un contenido se considere popular son las siguientes:

  • Enlaces a otras páginas (pero no abuses ya que puede penalizarte). Alterna enlaces naturales (“haz clic aquí”) y enlaces optimizados (“Préstamos para tu pyme, inversores y crowdlending”)
  • Enlaces a tu web desde otras páginas:
    • Desde diferentes tipos de sitio (directorios, blogs, instituciones, foros, etc.).
    • Desde sitios de cualquier tamaño
    • Desde webs con una temática similar a la tuya
    • Desde webs muy populares o con mucho tráfico
  • Nombra tus fuentes. Si enlazas contenido de otras webs o libros, asegúrate de estar cumpliendo con su licencia de contenido digital y nombra la fuente o el autor.
  • Evita que te enlacen desde webs con mala reputación (granjas de enlaces, temáticas negativas, lenguajes incorrectos, publicidad masiva)
  • Procura que tus emails y dominios no se consideren spam
  • La ubicación de los enlaces y su semántica también es muy importante. Si en una página se está hablando sobre financiación a pymes y en el texto hay un enlace, Google dará por echo que ese enlace tiene relación con el tema. Si cuando continúe con su rastreo verifica que eso no es así, te penalizará.
  • Ser activo en redes sociales. Una buena gestión de redes sociales te puede permitir llegar a un público objetivo mucho más amplio y potenciar la imagen de marca de tu negocio. Además, suele aportar seguridad. Añade enlaces desde tu web a tus redes sociales y viceversa.
  • Genera contenido con frecuencia. Tener contenido nuevo cada poco tiempo es un punto muy valorado para los crawlers.

Y hasta aquí la entrada de hoy. Desde Grow.ly estaremos encantados de ampliar cualquier apartado que nos pidáis.

5 consejos de cómo mejorar tu productividad en el trabajo

Un famoso filosofo romano Lucio Anneo Séneca dijo:

“No es que tengamos poco tiempo, sino que perdemos mucho”.

Pero vamos a intentar no perder el tiempo en la introducción de este nuevo post donde y vamos a lo fundamental, contaros algunos consejos de cómo podemos mejorar nuestra productividad en el trabajo:

  • La Regla de los “2 minutos “:

Se trata de una regla muy utilizada por el emprendedor Steve Olenski. Si una tarea se puede hacer en menos de 2 minutos, no la aplaces, ¡hazla ya!. Con eso evitaras que se vayan acumulando multitud de tareas pequeñas que al final del día o de la semana muchas a veces nos llevan a una situación de agobio.

  • Crea una lista de las tareas para el día siguiente:

Crea tu lista de las tareas que tienes que hacer al día siguiente, te ayudará a mejorar la organización y tener el tiempo mejor planificado, a no perder el enfoque. Además, ir tachando las tareas que vas complementando nos produce un sentimiento de mayor control y satisfacción. Si tienes tareas que no pueden ser completadas en el mismo día, divídelas por fases.

  • Elimina distracciones:

En nuestro entorno laboral pueden surgir multitud de factores “Roba-Tiempos” que nos hacen perder la concentración y ralentiza la ejecución de nuestras tareas… puede ser nuestro propio correo electrónico, el ruido en la oficina, un compañero ocioso que requiere que le demos conversación o nuestro teléfono móvil. Eliminar estas distracciones está, en gran medida, en tus manos. Fija unas franjas horarias para consultar tu correo electrónico, el resto del tiempo mantenlo cerrado. Explicale a tu compañero que tienes tareas que requieren una concentración, seguro que lo entenderá. Si hay ruido molesto en la oficina, a veces contrarrestar ese ruido con nuestra propia música (utilizando unos cascos por supuesto) nos ayuda a no perder la concentración. Si las instalaciones de tu oficina lo permiten, cambia tu ubicación en un espacio más silencioso, al menos unas horas al día para realizar las tareas más complicadas. Es importante tener identificados a nuestros “Roba – Tiempos” y tomar medidas para minimizar el tiempo que perdemos con ellos.

  • Toma un descanso:

Estar realizando una tarea durando un prolongado periodo de tiempo, disminuye nuestro rendimiento. Por eso es importante, aunque a veces nos puede dar la sensación de malgastar el tiempo, tomar unos descansos de 5 – 15 minutos, que se pueden convertir en una pequeña inversión para nuestro rendimiento, es mejor alejarse de nuestra mesa para despejar la mente completamente. Al volver, haremos de nuevo nuestras tareas mejor y más rápido.

  • Saca provecho a las herramientas:

Hoy en día tenemos multitud de herramientas informáticas a nuestra disposición que nos pueden ayudar en realizar nuestras tareas más rápido y con una mayor exactitud. Muchas veces nos las utilizamos por puro desconocimiento o por falta de tiempo en aprender a utilizarlas, aquí es importante que invirtamos una parte de nuestro tiempo en conocer y aprender el uso de las diferentes opciones que contienen las aplicaciones informáticas como asana, todoist o rescuetime.  

Y ahora, ¡a trabajar!

¡Nuevo mes récord en Grow.ly!

Analizando el balance de una empresa (XXI)

En el último Blog dejamos pendiente una ratio que nos permite medir la productividad de la empresa desde el punto de vista de su tamaño, ratio que denominamos ROA por su denominación anglosajona = Return On Assets, o rentabilidad sobre activos. Su cálculo es en teoría sencillo:

Margen de Explotación / Total Activo

El cual a su vez se completa con dos ratios más:

Margen de explotación / Ventas Netas

Ventas netas / Total activo

Como veis trabajamos con margen de explotación, por tanto, antes de costes financieros, variable que puede ser una decisión empresarial o del accionista, hay que determinar el nivel de apalancamiento que quiere y los costes que ello conlleva.

Ambas ratios nos indican el grado de eficiencia de la empresa, pues mientras el primero nos optimiza los costes de producción, el segundo optimiza los medios de producción. Siempre será mejor empresa – comparándola en su sector – la que venda más, requiriendo menos inversión.

Ambas ratios son gestionables, generalmente, y para eso hay teorías: muchas empresas optan por el alquiler frente a la compra, para reducir activos, en otros casos optan por la optimización de existencias para reducir circulante… No hay fórmulas perfectas, el no tener inmuebles se puede ver como una falta de patrimonio de la empresa y por tanto de solvencia desde un punto de vista tradicional (alquiler vs amortización) y el reducir existencias puede provocar problemas de abastecimiento ante situaciones inesperadas (una huelga de transporte o proveedores).

El tipo de actividad también determina los componentes de la rentabilidad:

  • Empresas comerciales (por ejemplo, importadores o distribución). Alta rotación y por tanto ventas, pero bajo margen por artículo.
  • Empresas industriales (por ejemplo, fabricantes) baja rotación /alto margen por unidad vencida.

También hay empresas que engordan su balance con partidas que no le aportan nada desde el punto de vista de negocio y por tanto de rendimientos: inversiones en otras empresas, préstamos a filiales, préstamos a socios, activos no operativos… Hace años recuerdo que analizando una empresa en el activo estaba la vivienda del propietario ¿esto resta o suma?

Para verlo más gráficamente usemos un sencillo ejemplo: la empresa AOLSA con recursos propios de 1.800.000 € tiene un balance de 7.000.000€. Tiene margen de explotación de 1.200.000 € y gastos financieros de 800.000€ y un beneficio antes de impuestos de 400.000 €.

ROA: 1.200.000/7.000.000 = 17%

Esta es la rentabilidad de la actividad. ¿Cómo se distribuye entre los financiadores de la empresa, es decir, accionistas y prestamistas? Un adecuado apalancamiento puede mejorar en términos porcentuales la rentabilidad de los accionistas, por eso existe en muchos casos altos apalancamientos, máxime con tipos bajos.

¿En qué ayuda el apalancamiento?:

  1. Los gastos financieros – hasta un límite- son deducibles
  2. Cuando los tipos de interés son bajos y por tanto el coste de la deuda debe ser menor que el coste de los recursos propios y porque además asumen menos riesgos.

¿Cómo se calculan los gastos financieros? No es fácil pues si por la cuenta de resultados sabemos el coste real – una cifra- al ponerlo en relación con la deuda de la empresas hay que hacer valoraciones de saldos medios, deudas fuera de balance (descuento, factoring…). Ante esta dificultad optamos por comparar ROE (rentabilidad sobre recursos propios) con ROA (rentabilidad sobre activos). Veamos:

Cuando la ROE es superior a la ROA el apalancamiento es positivo, es decir, al accionista le ha compensado asumir deuda de terceros. Cuando la ROA es superior a la ROE el apalancamiento es negativo y por tanto la empresa a llegado al máximo de su endeudamiento desde un punto de vista de rentabilidad. ¡Ojo! Un ROE < ROA no implica pérdidas.

En nuestro ejemplo: ROE: 400.000 / 1.800.000 = 22%

Puesto que el ROE (22%) > Roa (17%), podemos decir que el nivel de apalancamiento es adecuado. Luego habrá otras consideraciones como posibles subidas de interés, tamaño de la empresa, etc. Es decir, el accionista se beneficia del dinero que le prestan otros pues lo hacen a tipo inferior a la rentabilidad que espera de sus recursos propios.

Continuará.

Novedades web Grow.ly

En febrero de 2018 realizamos un resumen de las novedades desarrolladas en la web. Desde entonces, hemos continuado realizando mejoras administrativas y también nuevos desarrollos para los inversores. A continuación les hacemos un pequeño resumen de las novedades más importantes que pueden encontrar:

Diversificación:

Dentro de la sección “Estadísticas” se ha creado una nueva sección donde los inversores pueden ver cómo tienen diversificada la cartera. Esta es una manera muy visual e importante de hacernos una idea del riesgo asumido por cada empresa y de posibles concentraciones. Aquellas en rojo son las que tienen una alta tasa de concentración, lo que significa que, si la empresa sufriera algún retraso, el impacto sobre nuestra cartera sería mucho más alto que aquellas con el color verde, que tienen un peso mucho más bajo de riesgo. En definitiva, lo que creemos que es importante transmitir en esta sección es que a mayor diversificación, menor riesgo. Esta sección es también descargable.

Oferta múltiple

En la sección “Proyectos” hemos incorporado una nueva opción “oferta múltiple” en la que se pueden realizar ofertas a varios proyectos a la web en un solo click. De esta manera no sería necesario entrar proyecto por proyecto para realizar la inversión. Si se desea no participar en alguno de los proyectos simplemente se pone 0 en el importe y de esta forma no se invertiría.

Mi cuenta:

Hemos mejorado la visualización de la sección de mi cuenta de manera que sea más intuitivo. Además, es más fácil detectar ahora a quién corresponde el pago de una cuota puesto que en los movimientos aparece el nombre de la empresa reflejado. Esto a su vez ha hecho que se mejorara la visualización desde móviles de la plataforma.

Desde Grow.ly nuestra intención es la de mejorar de forma constante nuestra plataforma, siendo más transparentes y ágiles, facilitando la información a nuestros inversores para que su experiencia mejore cada día. Siempre estamos disponibles para la sugerencia de mejoras y seguiremos trabajando de forma constante para construir juntos, puedes enviarnos tus sugerencias a info@grow.ly, remitírnoslas a través del chat de nuestro sitio web o en el teléfono 91.435.93.36.

SEO: Consejos y herramientas para mejorarlo (I)

En esta entrada vamos a ver una primera entrega donde os daremos unos cuantos consejos para mejorar el SEO de vuestras páginas.

Para empezar, tenemos que conocer más en profundidad el concepto SEO. SEO es un acrónimo inglés procedente de “Search Engine Optimization” y se refiere al posicionamiento en motores de búsqueda como Google, Bing, Yahoo!, etc.

Alrededor del término SEO gira un mundo cada vez más amplio (muchísimas personas se dedican profesionalmente a mejorar y optimizar a fondo el posicionamiento de webs) y complejo (se han realizado hasta tesis doctorales) que abarca muchos campos: desarrollo web, forma de escribir contenido, creación y cruce de enlaces, rendimiento, optimización para móvil, etc. Además, cada motor de búsqueda tiene sus particularidades de cara a posicionar antes o después una página en sus resultados de búsqueda. Por lo general, en el caso de España, solemos relacionar erróneamente directamente SEO con Google.

Es cierto que en nuestro país, Google es el motor de búsqueda predominante. Muestra de ello, según la web StatCounter.com, Google fue el encargado del 95,11% de las búsquedas en el último año.

Fuente: StatCounter Global Stats – Search Engine Market Share

Fuente: StatCounter Global Stats – Search Engine Market Share

Estos datos son generalistas. Si nos metemos más en profundidad como tipo de dispositivo, navegador, sistema operativo, público objetivo, etc. los datos pueden sufrir muchísimas alteraciones. Sin embargo, si miramos los datos de China, el uso de Google es residual ya que apenas acapara el 1,47% de las búsquedas (el motor dominante es Baidu con una cuota aproximada del 70,26% de media en el último año) por lo que, antes de empezar, tenemos que tener claro, cuál o cuáles son nuestros países objetivo y el tipo de público al que nos dirigimos.

En nuestro caso vamos a centrarnos en los datos de España y a continuación os detallamos algunos trucos para mejorar el SEO principalmente en Google.

Lo primero que tenemos que saber es cómo funciona, en rasgos generales, un motor de búsqueda:

  1. Navega por la web (rastrea)
  2. Cuando encuentra contenido, lo procesa y lo guarda (indexa)
  3. Sigue los enlaces que ha encontrado en el paso 2 para continuar con el rastreo.
  4. Cuando un usuario hace una búsqueda, recupera el contenido útil en relación con la búsqueda y empieza a clasificar por relevancia y popularidad los resultados.

Un motor de búsqueda se actualiza de forma constante gracias a datos de navegación y lo que se conoce como “Crawlers” o “Spider” que no es más que un bot que se encarga de realizar gran parte del trabajo de los pasos anteriores (especialmente los tres primeros). Por ello, es importante que le facilitemos el trabajo a estas “arañitas” que no descansan. Existen algunas reglas básicas:

  • Cada contenido debe tener una única URL. No repitas el mismo contenido en muchas páginas de tu web. Por ejemplo, en Grow.ly tenemos una página concreta para el detalle de cada proyecto:
  • Al igual que los contenido no deben estar repetidos, los títulos de cada contenido también deben ser únicos (etiqueta html “title”) ya que de esta manera el crawler lo indexará más fácilmente.
  • Evita usar el formato flash, redirecciones, enlaces rotos, errores 500 (está mucho mejor visto un 404) y el uso excesivo de la metaetiqueta “noindex”.
  • Detallar nuestra web gracias al fichero “sitemap.xml”. Existen multitud de herramientas en el mercado que te ayudan a generarlo.
  • Indica en cada momento en que nivel de la web te encuentras:
  • Incluye enlaces a otras páginas de tu web relacionadas (así el bot irá saltando así de enlace en enlace) o a artículos de otras webs con contenido relacionado.

Puedes ver las estadísticas de escaneo e indexación de una página web si configuras correctamente Google Search Console.

En unas semanas continuaremos con otra entrega en la que veremos recomendaciones a la hora de redactar el contenido o algunos aspectos técnicos a tener en cuenta.