Archivo por meses: noviembre 2014

Lendit Europe

El 17 de noviembre asistimos a Lendit Europe, hasta el momento la conferencia sobre préstamos P2P (crowdlending) más grande en Europa. Con 456 asistentes de 34 países distintos fue el escenario ideal para tener la oportunidad de dialogar sobre los desarrollos recientes y el futuro del sector.

15625695108_b6ccb67b9e_o

Situación actual:

Durante la conferencia se subrayó que estábamos antes un nuevo clima bancario: la falta de confianza de los clientes, el aumento de regulación de las actividades de préstamo, la reducción de costes de venta al por menor debido a la digitalización, el hecho de que los bancos tienen una generación más antigua tecnológicamente y la dificultad de contratar y mantener el talento favorece a los disruptores sobre los bancos tradicionales

En este nuevo clima el crowdlending trata de traer diversidad a un sistema rígido. Aunque las instituciones financieras tradicionales se defenderán y desestimarán la industria  tachándola de arriesgada y, aunque las “leyes inmutables de las finanzas” prevalecerán, surgirá un nuevo paisaje con diferentes principios:

  • Mayor participación = gente con más control sobre su propio dinero
  • Una mayor honestidad en torno a los riesgos = una premisa subyacente más fuerte
  • Mayor valor compartido = un cambio MÁS JUSTO

Riesgos

Durante la jornada no se olvidaron de los riesgos a los que se enfrenta del sector así como de las formas de abordarlos:

  • Muchos prestamistas se basan en gran medida en la evaluación del riesgo de crédito de las plataformas y las plataformas ponen poca “piel en el juego”, para solventarlo quizás las plataformas deberían tener capital en riesgo.
  • A veces hay una falta de información sobre el tipo de préstamo que se publica en algunas plataformas por ello la transparencia y regulación son clave para la salud a largo plazo del sector.
  • Riesgo de fraude: hay un riesgo significativo de que una plataforma que participe en fraude impacte negativamente en la reputación internacional del sector por lo que es recomendable requisitos de auditoría externa.
  • Respuesta digitales pro-activa por parte de los bancos que están mejorando la experiencia del usuario, mejorando su eficiencia cerrando oficinas e invirtiendo en oferta digital aunque probablemente los bancos responderán demasiado despacio.

Proyecciones a futuro:

Siendo este un sector muy nuevo con todavía mucho por aprender muchos de los ponentes sí se atrevieron a realizar proyecciones a futuro:

  • Sólo en EEUU y Reino Unido se prevé que el mercado llegará a los $40 mil millones a finales del 2016.
  • Habrá más involucración de los bancos,  más marcas de todo tipo asociándose con empresas P2P y nueva diversidad de plataformas (asimismo algunas de ellas empezarán a fallar).
  • Las plataformas quieren reducir más los costes y convertirse en el primer punto de contacto de la pyme (con un 10-33% cuota de mercado), ser global y bajar la curva más y más para ayudar a aquellas empresas que lo necesiten.
  • La mayoría tienen proyecciones internacionales por lo que están construyendo plataformas que puedan ser globales.

Economía colaborativa: donde todos ganamos

En un mundo donde Internet ha roto barreras y donde las personas cada vez tenemos más poder para cambiar las cosas surge la economía colaborativa. Juntos estamos superando la adversidad creando nuevos medios para satisfacer nuestras necesidades. Continuamente están naciendo nuevas plataformas para compartir la ropa, el coche, la casa, las habilidades personales e, incluso, el dinero.

La economía colaborativa nació bajo la necesidad de reaccionar a las consecuencias de una severa crisis económica, y consiste básicamente en compartir bienes y recursos para el bien común.
Economía colaborativa 1Sin embargo, aunque inicialmente tenía una motivación económica, la economía colaborativa está dando forma a un nuevo estilo de vida cada vez más buscado, y ya no es sólo una solución a una recesión prolongada, sino que se está convirtiendo en una forma de garantizar un futuro próspero para la comunidad. Además, cada vez son más los que señalan que en realidad somos más felices y obtenemos más satisfacción cuando formamos parte de un grupo con el que compartir, recibir ayuda y al que podamos contribuir.

Una plataforma de economía colaborativa permite que dos partes que difícilmente habrían conectado lo hagan y, además, permite añadir valor a esta conexión. BlaBlaCar, por ejemplo, conecta a personas que van en coche de un punto a otro con otras personas que necesitan transporte entre esos dos puntos. Pero no sólo los conecta, sino que además proporciona un sistema de valoraciones para que el usuario pueda saber si la otra persona ha tratado bien a otros usuarios. Por nuestra parte, en Grow.ly utilizamos el crowdlending no sólo para conectar a inversores que quieren obtener mayor rentabilidad por sus ahorros con empresas que necesitan financiación, sino que también añadimos valor en esta conexión proporcionando toda la infraestructura para publicar préstamos y gestionarlos, facilitando además la comunicación entre ambas partes de manera transparente.

Hasta ahora parecía que teníamos que diferenciar entre rentabilidad económica, donde gana el individuo, y rentabilidad social, donde gana el entorno. Pero la economía colaborativa funciona precisamente por la convergencia de la parte racional con la emocional: tiene sentido compartir para ser más eficientes y crear valor a la vez que compartir proporciona el beneficio de saber que se ayuda a otra persona. Así, surge un nuevo concepto de rentabilidad donde todos podemos ganar. En Grow.ly nos gusta llamarlo “rentabilidad entre personas”.

Grow.ly permite un acuerdo justo que consigue hacer crecer tus ahorros al tiempo que hace que aquellas que forman el tejido empresarial del país, las pymes, puedan obtener el préstamo que necesitan para seguir creciendo.

Grow.ly, creciendo juntos.