Economía colaborativa: donde todos ganamos

En un mundo donde Internet ha roto barreras y donde las personas cada vez tenemos más poder para cambiar las cosas surge la economía colaborativa. Juntos estamos superando la adversidad creando nuevos medios para satisfacer nuestras necesidades. Continuamente están naciendo nuevas plataformas para compartir la ropa, el coche, la casa, las habilidades personales e, incluso, el dinero.

La economía colaborativa nació bajo la necesidad de reaccionar a las consecuencias de una severa crisis económica, y consiste básicamente en compartir bienes y recursos para el bien común.
Economía colaborativa 1Sin embargo, aunque inicialmente tenía una motivación económica, la economía colaborativa está dando forma a un nuevo estilo de vida cada vez más buscado, y ya no es sólo una solución a una recesión prolongada, sino que se está convirtiendo en una forma de garantizar un futuro próspero para la comunidad. Además, cada vez son más los que señalan que en realidad somos más felices y obtenemos más satisfacción cuando formamos parte de un grupo con el que compartir, recibir ayuda y al que podamos contribuir.

Una plataforma de economía colaborativa permite que dos partes que difícilmente habrían conectado lo hagan y, además, permite añadir valor a esta conexión. BlaBlaCar, por ejemplo, conecta a personas que van en coche de un punto a otro con otras personas que necesitan transporte entre esos dos puntos. Pero no sólo los conecta, sino que además proporciona un sistema de valoraciones para que el usuario pueda saber si la otra persona ha tratado bien a otros usuarios. Por nuestra parte, en Grow.ly utilizamos el crowdlending no sólo para conectar a inversores que quieren obtener mayor rentabilidad por sus ahorros con empresas que necesitan financiación, sino que también añadimos valor en esta conexión proporcionando toda la infraestructura para publicar préstamos y gestionarlos, facilitando además la comunicación entre ambas partes de manera transparente.

Hasta ahora parecía que teníamos que diferenciar entre rentabilidad económica, donde gana el individuo, y rentabilidad social, donde gana el entorno. Pero la economía colaborativa funciona precisamente por la convergencia de la parte racional con la emocional: tiene sentido compartir para ser más eficientes y crear valor a la vez que compartir proporciona el beneficio de saber que se ayuda a otra persona. Así, surge un nuevo concepto de rentabilidad donde todos podemos ganar. En Grow.ly nos gusta llamarlo “rentabilidad entre personas”.

Grow.ly permite un acuerdo justo que consigue hacer crecer tus ahorros al tiempo que hace que aquellas que forman el tejido empresarial del país, las pymes, puedan obtener el préstamo que necesitan para seguir creciendo.

Grow.ly, creciendo juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>