Archivo por meses: enero 2015

Sistema de amortización en Grow.ly (II)

En un post anterior explicamos cómo se calcula el cuadro de amortización de un préstamo con la modalidad de amortización mensual de capital e intereses, junto con otros conceptos que debe de tener en cuenta cada inversor y que se reflejan en la tabla de amortización de sus préstamos

Esta entrada la dedicaremos a explicar otra de las 4 modalidades de amortización que utilizamos en Grow.ly, aunque sea algo menos común: Amortización trimestral de capital e intereses.

Amortización trimestral de capital e interés

En el ejemplo que vamos a seguir, suponemos que se ha realizado una oferta con las mismas características que en el ejemplo del post anterior. Lo único que cambiaría en este caso es que se recibiría el pago de las cuotas de forma trimestral en lugar de mensual:

  • Importe: 1.000€
  • Tipo nominal ofertado: 7%
  • Plazo operación: 12 meses
  • Fecha de formalización de la operación: 29 de Marzo 2015 

A continuación presentamos el cuadro de amortización resultante de la oferta (Recordamos que se puede visualizar el cuadro on-line en la sección de “prestamos”, haciendo clic sobre el nombre del proyecto).

Sin título

¿Cuándo se empieza a percibir la primera cuota?

Teniendo en cuenta que la operación que utilizamos como ejemplo se ha formalizado el 16 de marzo y que consta de amortizaciones trimestrales de capital e intereses, la primera cuota de amortización sería el 16 de junio. Es decir, trascurridos los primeros 3 meses desde la fecha de formalización, coincidiendo siempre los días 16, cada 3 meses, hasta finalizar el plazo del préstamo. En el caso de un préstamo a 12 meses, se recibirían cuatro cuotas. En el caso de que el día 16 no fuera hábil (sábado, domingo o festivo), el cobro de la cuota se realizaría al siguiente día hábil.

¿Cómo se calcula el importe de “Total Cuota”?

En el caso de liquidación trimestral de capital e intereses utilizamos también al igual que en el ejemplo de liquidación mensual, el sistema de amortización francés, cuya principal característica del sistema es que todas las cuotas de amortización a lo largo de la vida del préstamo son constantes, la fórmula con la cual se calcula es la siguiente:

(Tipo de interés nominal ofertado / 4 trimestres) * Importe Invertido/(1-(1+((Tipo de interés nominal ofertado / 4 trimestres )) ^ -plazo de la operación = total cuota constante trimestral (en el caso del ejemplo 261,03€ cada 3 meses. 

¿Cómo se calculan los intereses brutos a percibir cada trimestre?

Los intereses brutos cada trimestre se calculan aplicando el tipo de interés nominal ofertado sobre el capital pendiente de amortizar de ese trimestre Por ejemplo:

En la cuota 1, el capital pendiente de amortizar es de 1.000€, calculándose el interés de la siguiente forma: 1.000€ x (7%/4T) = 17,50€

En la cuota 2, el capital pendiente de amortizar es de 756,47€ (1.000 € – 243,53 €), calculándose los intereses brutos de la siguiente forma: 756,47€ x (7%/4T) = 13,24€

Dado que el capital pendiente de amortizar cada trimestre va disminuyendo a medida que se va recibiendo la cuota, como se observa en el cálculo que acabamos de hacer, el importe correspondiente a los intereses va disminuyendo y simultáneamente aumenta la parte correspondiente al capital.

Seguramente algunos os preguntareis por qué en este cálculo dividimos el tipo de interés entre cuatro tirmestres, se debe de tener en cuenta que el tipo ofertado es el tipo nominal anual, por lo tanto para calcular el interés que corresponde cada trimestre, lo tenemos que dividir entre 4 trimestres

¿Cómo se calcula el importe de capital a amortizar cada mes?

Una vez que sabemos cuál es el importe de nuestra cuota constante y el interés bruto a percibir, el importe de capital a amortizar es el resultado de restar del importe de la cuota constante los intereses  brutos. A medida que los intereses a percibir cada mes van disminuyendo como hemos visto en el apartado anterior, la cuota de capital a amortizar se va incrementando.

¿Cómo se calcula la cuota neta que se percibirá en cada liquidación?

En el cálculo de la cuota neta que se va a percibir, hay que restar la retención fiscal que se aplica a los intereses brutos devengados y la tarifa de administración de Grow.ly.

Retención fiscal

Los intereses obtenidos por la inversión en un préstamo de crowdlending tienen el mismo tratamiento fiscal que los intereses bancarios corrientes o de otro tipo de renta de capital. Se incorporan a la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o de Sociedades, como rendimiento del capital mobiliario.

El tipo de retención aplicable en el ejercicio 2015 es del 20%. En el ejemplo que hemos puesto en la cuota 3 los intereses brutos percibidos son 8,90€, realizándose una retención a cuenta del 20% = 1,78€. En cada cuota el inversor recibe los intereses descontando la retención correspondiente.

Tarifa de administración

En Grow.ly se cobra una tarifa de administración del 0,85% anual +IVA del 21% calculada sobre el capital pendiente de amortizar al inicio de cada periodo. Esta tarifa se cobrará en el momento de recibir el pago completo de la cuota del préstamo, en este caso de forma tirmestral.

Como puedes ver en el ejemplo en la tabla de amortización del préstamo de 1.000€, el total de la tarifa es de 5,36€+ IVA. Esta tarifa incluye todas las gestiones que realiza Grow.ly de formalización, cobros, pagos y gastos administrativos durante la vigencia del préstamo. A medida que el capital pendiente mes a mes va disminuyendo el importe efectivo de la tarifa también va bajando al aplicarse el 0,85% sobre el capital pendiente de amortizar al inicio de cada periodo, el cual va disminuyendo.

En nuestras siguientes entradas, dedicaremos un artículo específico sobre cómo se calcula el cuadro de amortización a vencimiento

Si quieres saber más sobre Grow.ly pulsa aquí.

Aspectos a tener en cuenta en el análisis financiero de una empresa – Parte 2

¿Qué riesgos asumo cuando presto?

No hay operación de préstamo que no implique algún riesgo. Por eso la mejor manera de mitigar el riesgo es conocerlo.

Cuando se presta, el principal riesgo que se asume es el denominado “Riesgo de crédito”o crediticio. Se concreta en la incapacidad del deudor o prestatario de devolver en tiempo las deudas contraídas. Pero este riesgo no es exclusivo de los préstamos financieros. Prácticamente todas las actividades mercantiles implican riesgo de crédito. Los fabricantes venden a los mayoristas a crédito. Los comerciantes mayoristas venden a crédito a los minoristas (pagos a 30, 60, 90 días,..). Operaciones tan complejas como la venta de una planta industrial llave en mano o tan sencillas como la venta de tejido para fabricar camisas implican pagos aplazados por parte del comprador al vendedor. Pero hasta actividades tan sencillas como el tomarte una ración en un bar implica cierto riesgo de crédito, pues hoy por hoy en los bares se paga después de consumir existiendo el riesgo evidente de que el cliente no tenga dinero para pagar. Cada sector tiene que asumir su cuota de riesgo, y para ello debe conocerlo y evaluarlo.

DeathtoStock_Wired2

Un segundo tipo de riesgo que se asume habitualmente, y este si es casi exclusivamente financiero, es el de “tipo de interés”. Es el que se deriva de captar fondos a un tipo y prestar a otro tipo. Las oscilaciones de tipos de interés, el captar a tipo fijo y prestar a variable…o viceversa, el comprometerse a unas rentabilidades…. En ocasiones este tipo de riesgo es muy evidente como cuando se invierte en activos financieros a tipo fijo (obligaciones, deuda pública,..) y el mercado se mueve al alza (suben los tipos). Automáticamente el activo comprado pierde valor pues hay mejores alternativas de inversión.

Un tercer tipo de riesgo es el denominado de “tipo de cambio”. Comprar o prestar en una moneda y vender o tomar prestado en otra. Hoy en día el mercado se ha simplificado al desaparecer un gran número de monedas sustituidas por el euro, pero son riesgos que existen y para los que hay instrumentos (seguros de cambio,…) que minimizan este riesgo. Más de un particular recuerda con dolor cuando firmó su hipoteca en monedas distintas al euro.

“Riesgo de liquidez”. Es cuando te comprometes a pagar en unos plazos inferiores a la capacidad de generar fondos o hacer líquidos activos. ¿Se imaginan a un banco captando dinero a 12 meses y prestando a 25 años? Pues ocurre. O un particular que invierte en un fondo garantizado a largo plazo y tiene que hacer frente al pago de su hipoteca.

“Riesgos normativos o regulatorios”. Un cambio de regulación o de normativa puede cambiar las reglas de juego. En principio no debe existir retroactividad en la aplicación de las leyes….. pero a quien no le han cambiado la fiscalidad de algún producto y ya no es tan rentable como cuando lo contrato.

“Riesgos políticos”. Es el derivado de invertir en zonas geográficas inestables que pueden ocasionar que aunque el prestatario sea solvente, no pueda hacer frente a sus pagos por la situación de insolvencia de país o por su regulación.

En definitiva, es importante conocer los riesgos que asumimos cuando realizamos diversas operaciones tanto financieras como comerciales. En Grow.ly cada empresa se revisa en detalle aceptándose sólo proyectos de empresas solventes y con capacidad de reembolso. Actualmente nuestra tasa de morosidad es del 0%, no obstante, la decisión de prestar es siempre del inversor y él es quien asume el riesgo de la misma. Por ello debe hacer su propia valoración y análisis de la empresa. Desde Grow.ly recomendamos la diversificación de la inversión prestando a distintas empresas y diluyendo así el riesgo al que se expone.

Conoce más sobre nosotros en www.grow.ly