Archivo por meses: octubre 2017

¿Quieres saber más sobre cómo invertir en Grow.ly?

Si acabas de registrarte y/o quieres saber más sobre cómo realizar tus inversiones en crowdlending y la información a la que puedes acceder dentro de nuestra plataforma, ya está disponible en la web la guía de inversión.

En ella vas a encontrar los pasos a seguir para darte de alta en la plataforma, cómo puedes ver los proyectos activos y qué información puedes encontrar, así como información sobre cómo enviar fondos a tu cuenta, cómo hacer tu primera oferta y cómo consultar la información disponible en tu perfil sobre las inversiones realizadas.

GUIA DEL INVERSOR GROW.LY - CROWDLENDING

También te contamos los aspectos clave a considerar en el momento de realizar tu inversión (riesgo, diversificación y selección de proyectos), además de incluir una sección de preguntas y respuestas que resuelven las cuestiones más frecuentes que los inversores nos plantean.

La guía está disponible para su descarga en la pestaña de “inversores” en la sección “Cómo invertir”, y puedes obtenerla también haciendo clic aquí.

Para cualquier consulta, estamos a vuestra disposición en el teléfono 91 435 93 36, en el correo electrónico: info@grow.ly y en el chat de nuestra web.

Resumen 2017 Global Investment Survey: ¿Qué buscan los inversores en la actualidad? 

Inversión_riesgo_millenial_futuroHoy resumiremos la información publicada sobre la encuesta realizada por la gestora internacional de fondos Legg Mason (Global Investment Survey), que recoge las expectativas de los inversores a nivel global y nacional, de 17 países en total, enfocándose en tres puntos:

  • Percepciones vs realidad:

Con los datos obtenidos, se ha observado que hay diferencia entre la percepción y la realidad de los inversores, lo que indica que se subestima el nivel de riesgo que se asume. Al recuperarse los mercados tras la crisis financiera del año 2008, el riesgo al que se enfrentan los inversores será mayor al no aprovechar otras oportunidades de inversión que supongan una rentabilidad más segura a largo plazo. Aun así, un porcentaje alto de los inversores decide dónde invertir basándose en la información que conocen y en lo que les rodea, pero no tienen tan en cuenta la información que actualmente tienen a su disposición para actualizarse y estar al día.

Si nos focalizamos en los datos de España, y se comparan con los obtenidos a nivel global, se puede ver que un 27% de los encuestados considera que hay una fuerte influencia actual de la crisis financiera previa y un 47% piensa que se trata solo de una cierta influencia tanto en el ahorro como en las decisiones de inversión. Este hecho resulta reseñable si nos referimos a la generación “millenial”, ya que cuando comenzaron a obtener sus propios ingresos se estaba viviendo una época de crisis, por lo que este hecho impactó en sus hábitos de inversión, ahorro y gasto. Un cambio de comportamiento que se asemeja al de la generación de sus abuelos, pero también se observa que son menos reacios al riesgo en inversión que la generación de sus progenitores (“baby boom”). Los efectos de estas tendencias en el futuro podrán convertirse en: preferencia por el ahorro o la inversión vs consumo, una mayor consideración hacia factores de tipo ambiental, social o de gobierno corporativo, es decir en base a sus valores personales, y una mayor demanda de información directa gracias a la tecnología en temas de inversión.

  • Humanos vs máquinas:

Se está produciendo una nueva revolución que nos afecta en nuestro día a día en diferentes ámbitos y que tiene como denominador común la tecnología. En el campo de las finanzas y concretamente en el de las finanzas personales se han producido cambios relevantes. Se comienza a buscar información financiera sobre ahorro e inversión en la red (prensa especializada, blogs…), así como a usar cada vez más aplicaciones que ayudan a la gestión de las finanzas propias, las cuales se basan en algoritmos que según unas pautas previamente configuradas, deciden dónde y cómo se invierte nuestro capital. Pero aun así, sigue siendo importante el factor humano para el 60% de los encuestados. El hecho de saber que hay personas detrás del proceso, ofreciendo actividades de planificación y asesoramiento financiero, buen servicio de atención al cliente y orientación en el proceso a través de interacción personal vía internet y telefónica principalmente. En este caso también se observan porcentajes mayores en el uso de webs y aplicaciones financieras (gestor de fondos, intermediario financiero y finanzas personales) por parte de la generación “millenial” frente a las generaciones anteriores.

Por todo ello, encontrar el punto de equilibrio integrando la tecnología (alcance y flexibilidad) junto con el asesoramiento personal (enfocado en los objetivos de cada cliente) será clave en los próximos años.

  • Juventud vs experiencia:

En la situación en la que vivimos y tras la crisis financiera más reciente, se vislumbra que el objetivo de poder vivir adecuadamente tras la jubilación será más complejo para las generaciones venideras y actuales que para aquellas que actualmente se encuentran en esa época vital o están más próximas a ella (generación “baby boom” y anteriores). En cambio, la preocupación en relación a la seguridad financiera durante la jubilación se observa en todas las generaciones que conviven actualmente (considerando mayores de edad).

A nivel global los expertos consideran que los inversores no están ahorrando lo necesario para el momento en el que se jubilen. Y esto se debe en muchos casos, a que el ahorro que se obtiene mediante los planes de pensiones de aportación definida es inferior al volumen de ingresos que se espera será necesario. Estos planes no son los únicos a través de los que se puede obtener rentabilidad a futuro, también hay que considerar otras inversiones realizadas tales como el patrimonio que se posea y en especial, el de tipo inmobiliario que pueda revalorizarse con el tiempo. Con esta situación, y haciendo una previsión a futuro, los inversores tienen varias alternativas: realizar un mayor ahorro durante los años que les quedan para alcanzar la jubilación, invertir de una manera menos conservadora o adaptarse a un nivel de vida más bajo para ese momento. La generación X y “millenial” pueden mejorarlo trazando un plan de inversión a largo plazo, con estrategias orientadas a resultados, asumiendo en cierto porcentaje mayores riesgos y diversificando su cartera con productos más flexibles, diferentes activos y participando en inversiones alternativas.

Ahorrar implica retrasar el consumo actual para poder financiar el que se prevé tener a futuro. Las generaciones más jóvenes se enfrentan a una situación diferente a la vivida por sus antecesores, por lo que su perspectiva en relación a la inversión y al ahorro irá cambiando según lo vaya haciendo tanto su situación personal como lo que ocurra a nivel nacional y global.

Más información: Encuesta 2017 Global Investment Survey

Preguntas frecuentes sobre el análisis de riesgos en Grow.ly

Análisis riesgos empresas

En el segundo vídeo de la serie “preguntas frecuentes”, nuestro Director de Riesgos Ignacio Perales, va a dar respuesta a aquellas cuestiones que suelen surgir sobre cómo se analiza el riesgo en Grow.ly:

Vídeo_preguntas frecuentes_análisis riesgos_Grow.ly

  1. ¿Cómo es el proceso de análisis en Grow.ly?

Tenemos un primer nivel de admisión que está automatizado, donde revisamos que las empresas cumplan los mínimos, que son:

  • Facturación de 200.000€
  • Antigüedad mínima de 2 años
  • Estados financieros saneados
  • No haya incumplimientos en impagos

Superado este primer nivel, pasamos a un segundo nivel donde recabamos información oficial del registro mercantil, la sometemos a un doble scoring (interno y externo) y si lo supera, pasamos a un tercer análisis, que es un análisis más cualitativo. Siendo nuestro compromiso contestar a las empresas en un plazo máximo de 48 horas.

  1. ¿Se analizan clientes u operaciones?

En Grow.ly analizamos clientes porque lo que nos permite es vincularnos con ellos y tener una cartera estable y recurrente. Operaciones puntuales no es el modelo de negocio que queremos tener en Grow.ly.

  1. ¿Cuáles son los puntos principales que se analizan de un cliente?

Cuando analizamos un cliente intentamos dar respuesta a 4 preguntas fundamentales:

  • La capacidad que tiene el cliente para hacer frente al pago con su negocio recurrente a sus pagos recurrentes.
  • Ante una posición o situación devenida que no puede hacer frente con su negocio recurrente, qué alternativas tenemos para hacer frente a los pagos. Básicamente que el cliente tenga solvencia o la figura de una garantía o de un avalista.
  • Historial de pagos de la empresa. Que en el pasado la empresa haya podido hacer frente siempre a sus compromisos.
  • Conocer quién está detrás de la empresa, quiénes son sus accionistas, su solvencia y su reputación.
  1. Puntos principales que se analizan de una operación

Pues básicamente que sea sencilla, y por lo tanto que sea comprensible por todos nuestros inversores, por los más sofisticados o por los más sencillos.

  1. ¿Hay algún tipo de sector vetado por la plataforma?

No, en principio nosotros tenemos la idea de que hay empresas buenas en sectores malos y hay empresas malas en sectores buenos; con lo cual a priori no tenemos vetado ningún sector.

  1. ¿Qué aporta el crowd frente a otro tipo de financiación?

Es una alternativa frente a la financiación tradicional de las empresas. Es una actividad que va a seguir creciendo y tiene que acabar siendo una parte importante dentro de lo que son los recursos que una empresa utiliza para crecer.

  1. ¿Por qué recomiendas a empresas e inversores trabajar con Grow.ly?

Pues a una empresa le recomendaría que probase el modelo y seguro que repite. A un inversor le diría que es una fuente de diversificación, de incrementar su rentabilidad, porque frente a los productos tradicionales el crowd le permite diversificar de una forma ilimitada en cuanto a las inversiones que puede realizar.

Esperamos que este nuevo vídeo os haya podido aportar más información sobre el análisis de riesgos que realizamos. Si tenéis alguna pregunta al respecto, no dudéis en contactar con nosotros a través del teléfono 91 435 93 36 o del correo electrónico info@grow.ly.

Analizando el balance de una empresa. Cuenta de resultados (XVI)


Hoy continuamos con el análisis de la cuenta de resultados cuyos posts anteriores podéis ver aquí. El resultado de restar el coste de mercancías vendidas o aprovisionamientos de los ingresos nos da un primer margen que llamaremos Margen Bruto. Este nos permite con un simple cálculo conocer qué porcentaje de beneficio se obtiene con la mercancía vendida.

Hay ocasiones en que las empresas incorporan a este margen una partida denominada              “Trabajos realizados por la empresa para su activo”. Si es de poca importancia podemos prescindir de su análisis, pero si es un importe relevante (Ej: ponerlo en relación respecto al beneficio final de la empresa), sí hemos de darle valor. Este apunte contable refleja gastos que ha realizado la empresa y que reconoce como inversión, ejemplo de ello puede ser un programa informático que incorpora a su inmovilizado, una edificación o inversión en inmueble, una investigación científica etc. Contable y fiscalmente es correcto pero debemos tener en consideración que cuando calculemos el Cash Flow de la empresa hemos de deducirlo pues dicha inversión no genera ingresos monetarios al menos en el año que se contabiliza aunque una inversión en I+D puede generarlos a futuro.

Crowdlending Grow.ly Analisis financiero

Siguiendo con los gastos, al margen bruto hay que deducirle los gastos necesarios para poder vender, que se denominan genéricamente como “Gastos generales”. Distingamos entre fijos y variables. Ejemplo de los primeros son los impuestos por actividad, consumos de energía (como luz o calefacción), limpieza, etc. Variables son aquellos que fluctúan en función de la producción como el gasóleo en una empresa de transporte, gastos de personal cuando hay campañas…

Los principales gastos generales son:

  • Gastos de personal: que incluye tanto las nóminas como los gastos sociales (S.Social) y fiscales (IRPF). En empresas de servicios suelen ser los principales, superiores al CMV. En empresas industriales es a la inversa. Incrementos superiores al IPC sin incrementar actividad deben justificarse. Suele ser oportuno cotejar esta cifra con la cuenta de acreedores del balance pues es un indicador para saber si tienen deudas pendientes con empleados.
  • Otros gastos de explotación: gastos necesarios no relacionados como por ejemplo, la publicidad o los arrendamientos.
  • Amortizaciones: es la cantidad que la empresa reconoce como coste o recuperación de la inversión realizada anteriormente. Es el coste que se imputa a cada unidad producida de la inversión que ha sido necesaria realizar para producirla. No es en sí una salida de fondos y su incremento supone una bajada de los beneficios, pero es constar que para hacer algo hay que invertir previamente. Debe darse atención al volumen de dicha amortización -siempre en relación con el inmovilizado del balance de la empresa- y cualquier cambio significativo debe analizarse, pues incrementos generan menor beneficio y por tanto menor fiscalidad y reducciones suponen mayor beneficio que quizás compensan una racha negativa de la empresa. La amortización es un coste que no supone salida de fondos de la empresa pues ya lo supuso cuando se hizo la inversión, recordad lo que vimos en el balance.
  • Provisiones de gráfico: es reconocer que hay partidas del activo que valen menos que su valor contable. Clientes que no me van a pagar, existencias que se han quedado obsoletas o no son vendibles. Puesto que el balance ha de ser un reflejo fiel de la realidad de la empresa deben darse de baja todos aquellos activos que valen menos de lo que se refleja en el balance.

Junto a estos apartados aparecen “Otros Ingresos accesorios”. Por definición no deben ser relevantes, pero si son recurrentes pueden referirse por ejemplo a un alquiler, a ventas de subproductos…

Una vez deducidas o sumadas estas partidas del “Margen Bruto”, obtenemos el denominado “Margen de explotación. Este nos refleja la eficiencia de la empresa como negocio industrial o de servicios con independencia de la estructura financiera que tenga la empresa. Para que una empresa sea viable este margen debe ser positivo.

Hasta ahora y haciendo una simplificación podríamos decir que, si el margen de explotación es positivo, la empresa podría ser capaz de pagar a todos los elementos que han contribuido a la producción. Pero aún quedan tres grandes acreedores por cobrar: los financiadores, la hacienda y los socios.

Continuará…