La pyme en España (2)

Vamos a seguir profundizando en el estudio de la pyme en España (consulta aquí el blog anterior). En esta ocasión analizaremos cómo ha evolucionado en estos últimos años utilizando para ello los datos del Instituto Nacional de Estadística que, si bien no son coincidentes con los facilitados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, puesto que este último únicamente contempla aquellas empresas que tienen como mínimo un empleado, mientras que la primera corresponde a las empresas dadas de alta en los registros mercantiles, son también una buena fuente de información y nos permite también un análisis interesante.

Para el estudio hemos escogido el periodo que va desde diciembre de 2008 a junio de 2018. De tal forma que tomamos todo el periodo de la crisis y la posterior recuperación. En este sentido, si comparamos diciembre 2008 con el último dato disponible de 2018 aparece una pérdida del 2,54% de empresas pasando de 3.422.239 a 3.337.646. Sin embargo, este dato es engañoso y no refleja adecuadamente la realidad, puesto que si contemplamos solo aquellas empresas que tienen algún trabajador contratado, el número se reduce significativamente y la evolución es todavía más negativa pasando de número 1.667.865 (diciembre 2017) empresas a 1.491.785 (junio 2018) con una caída del 10,80%.

Si vemos la evolución por años, 2008 fue el último año donde todavía el saldo fue positivo para caer significativamente a partir de 2009 especialmente en el periodo 2009 a 2012 con caídas anuales superiores al 4% en todos los años, no recuperándose levemente hasta 2016 y 2017 y con un buen comportamiento en lo que llevamos de 2018 con una subida del 2,24% con relación a final de 2017.

 Especialmente significativa es la evolución del periodo en función del tamaño de las empresas consideradas por el número de trabajadores. En este sentido, existen diferencias importantes en función del tamaño de la empresa tal y como se puede observar en el siguiente cuadro:

 Si bien, como hemos dicho, en todos los tramos la reducción del número de empresas es importante, destaca especialmente la pérdida en el tramo de 10 a 49 empleados donde se ha reducido un 27% el stock de empresas, pasando de 172.078 empresas a finales de 2008 a 126.345 a junio de 2018, recuperándose desde el mínimo que se produjo en 2014 con 108.383 empresas activas. Solo por este tramo se han perdido más de 1,3 millones de puestos de trabajo, siendo el tramo donde mayor empleo se ha perdido con diferencia.

Como punto positivo, podemos destacar el buen comportamiento en los últimos 3 años y en especial en lo que llevamos de 2018 de las pymes. Sin duda, estos datos reflejan que las pymes siguen siendo el motor del empleo en España y por ello es fundamental que tengan vías de financiación para poder seguir creciendo y desarrollándose.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *