Archivo de la categoría: fintech

Hacia un nuevo cambio en el ecosistema financiero: más allá del FinTech

Informe_FEM_Deloitte_Fintech

El Foro Económico Mundial junto con la consultora Deloitte han publicado recientemente el 3er informe sobre las fintech y otras fuerzas disruptivas (“Más allá del FinTech: una evaluación pragmática del potencial de disrupción en la industria de los servicios financieros”). Han realizado una evaluación sobre su aparición y el papel transformador que tienen en la industria de servicios financieros tanto a nivel general como en algunas áreas específicas como gestión de pagos, seguros, banca digital, préstamos, gestión de inversiones, crowdfunding de capital e infraestructura de mercado.

Para su realización han contado con diferentes organizaciones, servicios financieros, profesionales del sector público y académico así como con la colaboración de comunidades de innovación y tecnología.

El proyecto “Innovación disruptiva en los servicios financieros” del que forma parte este informe, se inició en el año 2014 en el marco de la Reunión Anual del Foro Económico Mundial en Davos. Y en él,  se ha ido estudiando el impacto que las innovaciones están teniendo en este sector, a la par que se determina como todas las partes interesadas están implicadas en el mismo y cómo podrían verse afectadas, ya estemos hablando de aquellas empresas o instituciones que llevan más tiempo o compañías de reciente creación.

En este nuevo estudio, han tratado de dar respuesta principalmente a las siguientes preguntas:

– ¿Cuáles son las innovaciones que más han impactado en el ecosistema financiero desde el último informe (2015) y cuáles son las ideas que no han producido ningún impacto?

– ¿Cómo afectarán estas innovaciones en el futuro a la forma en que los servicios financieros se estructuran, provisionan y se utilizan?

– ¿Cuáles serán las implicaciones de estas innovaciones en el sistema financiero?

Y como respuesta a estas cuestiones, se ha observado que las empresas fintech, consideradas como pequeñas compañías con tecnología habilitada para los servicios financieros, han tomado la iniciativa en la innovación tecnológica dentro del sector financiero, y han definido la dirección, la forma y el ritmo al que se ha producido esta innovación. También han triunfado en muchos casos como empresas independientes y se han convertido en una parte destacada dentro de la cadena de valor, cambiando y transformando las expectativas del cliente, así como generando nuevas experiencias de usuario. También han mostrado el camino a las grandes empresas tecnológicas como por ejemplo Google o Apple, para poder entrar dentro de un nuevo mercado como es el financiero y ofrecer diferentes servicios.

Las fintech han cambiado la forma en la que los servicios financieros se estructuran y han variado el tipo de hábitos de consumo de los clientes, pero lo que aún no han logrado es establecerse como los actores principales dentro de este entorno, cuyo protagonismo sigue siendo de los actores tradicionales, con los que han realizado acuerdos y asociaciones en algunos proyectos o colaboran con ellos en la externalización de sus departamentos de innovación.

En el proyecto llevado a cabo se han identificado 8 fuerzas disruptivas que tienen el potencial para cambiar el panorama competitivo del ecosistema financiero:

  1. Reducción de costes: El cambio de estándares en el mercado debido a las nuevas tecnologías va a suponer un menor gasto para las entidades, gracias a la externalización, automatización y mutualización (estandarización de procesos y evitar duplicidades entre compañías).
  2. Redistribución de beneficios: La tecnología y las nuevas asociaciones entre diferentes compañías o instituciones, implica cambios en las cadenas de valor tradicionales consideradas hasta el momento, al establecerse una relación directa con el cliente o por el acceso de este a diversas cadenas de valor de diferentes tipos de productos que hacen que los beneficios se redistribuyan entre diversos actores.
  3. Propietarios de la experiencia de usuario: Los distribuidores disfrutarán de una posición de fortaleza estratégica como creadores de la experiencia del cliente y al tener el conocimiento de cómo estos perciben y ven los productos, permitiendo realizar por ejemplo recomendaciones. Los fabricantes evolucionarán buscando una mayor escala de aplicación o especialización dentro de un área.
  4. Aumento de las plataformas: Las plataformas que ofrecen la capacidad de interacción con diferentes instituciones financieras desde un único canal, se convertirán en el modelo prevalente para la prestación de servicios financieros. Si hablamos de la recopilación de datos a tiempo real, se podrán realizar analíticas más avanzadas que permitirán poder ver y estudiar el comportamiento de los consumidores objetivo.
  5. Monetización de datos: Los datos irán teniendo cada vez mayor protagonismo ya que serán los que marquen la diferencia y a partir de los que se pueda extraer información de aplicación para mejora y desarrollo de nuevos servicios y productos.
  6. Mano de obra biónica: A medida que la capacidad de las máquinas de imitar el comportamiento de las personas continúe evolucionando, las instituciones financieras tendrán que gestionar el trabajo y el capital como un conjunto único de capacidades.
  7. Tecnologías de importancia sistémica: Las instituciones financieras, independientemente de su tamaño, se asemejan cada vez más y también dependen de las grandes empresas tecnológicas para adquirir infraestructura crítica y tecnología diferenciadora.
  8. Regionalización financiera: La diversificación de las prioridades regulatorias y las necesidades de los clientes en diferentes lugares del mundo está generando modelos de servicios financieros adaptados a nivel regional.

Pero como en muchos casos, no todo está estudiado. Se plantean nuevas cuestiones que aún están por responder y que iremos conociendo durante los próximos años. Según la forma en la que este proceso de cambio e innovación se produzca, el desarrollo del sector se verá afectado de una u otra manera. Temas de los que se está comenzando a hablar, como identidad digital, tratamiento de datos y obtención de beneficios a partir de ellos, tecnología y riesgo, transparencia y colaboración entre el sector empleando la tecnología; serán clave en el ecosistema financiero en el que nos encontraremos en poco tiempo.

Más información: Informe_FEM_Deloitte_Fintech2017