Archivo de la etiqueta: economía

La pyme en España (2)

Vamos a seguir profundizando en el estudio de la pyme en España (consulta aquí el blog anterior). En esta ocasión analizaremos cómo ha evolucionado en estos últimos años utilizando para ello los datos del Instituto Nacional de Estadística que, si bien no son coincidentes con los facilitados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, puesto que este último únicamente contempla aquellas empresas que tienen como mínimo un empleado, mientras que la primera corresponde a las empresas dadas de alta en los registros mercantiles, son también una buena fuente de información y nos permite también un análisis interesante.

Para el estudio hemos escogido el periodo que va desde diciembre de 2008 a junio de 2018. De tal forma que tomamos todo el periodo de la crisis y la posterior recuperación. En este sentido, si comparamos diciembre 2008 con el último dato disponible de 2018 aparece una pérdida del 2,54% de empresas pasando de 3.422.239 a 3.337.646. Sin embargo, este dato es engañoso y no refleja adecuadamente la realidad, puesto que si contemplamos solo aquellas empresas que tienen algún trabajador contratado, el número se reduce significativamente y la evolución es todavía más negativa pasando de número 1.667.865 (diciembre 2017) empresas a 1.491.785 (junio 2018) con una caída del 10,80%.

Si vemos la evolución por años, 2008 fue el último año donde todavía el saldo fue positivo para caer significativamente a partir de 2009 especialmente en el periodo 2009 a 2012 con caídas anuales superiores al 4% en todos los años, no recuperándose levemente hasta 2016 y 2017 y con un buen comportamiento en lo que llevamos de 2018 con una subida del 2,24% con relación a final de 2017.

 Especialmente significativa es la evolución del periodo en función del tamaño de las empresas consideradas por el número de trabajadores. En este sentido, existen diferencias importantes en función del tamaño de la empresa tal y como se puede observar en el siguiente cuadro:

 Si bien, como hemos dicho, en todos los tramos la reducción del número de empresas es importante, destaca especialmente la pérdida en el tramo de 10 a 49 empleados donde se ha reducido un 27% el stock de empresas, pasando de 172.078 empresas a finales de 2008 a 126.345 a junio de 2018, recuperándose desde el mínimo que se produjo en 2014 con 108.383 empresas activas. Solo por este tramo se han perdido más de 1,3 millones de puestos de trabajo, siendo el tramo donde mayor empleo se ha perdido con diferencia.

Como punto positivo, podemos destacar el buen comportamiento en los últimos 3 años y en especial en lo que llevamos de 2018 de las pymes. Sin duda, estos datos reflejan que las pymes siguen siendo el motor del empleo en España y por ello es fundamental que tengan vías de financiación para poder seguir creciendo y desarrollándose.

Grow.ly supera los 15 millones de euros prestados

Empezamos noviembre con un nuevo hito alcanzado en Grow.ly: ¡nuestros más de 3.200 usuarios han financiado ya más de 15.000.000€ en más de 350 operaciones!

Si tardábamos 34 meses en alcanzar los primeros 5 millones, los últimos 5 los hemos alcanzado en apenas 9 meses, llegando de esta manera a cada vez más empresas y permitiendo a su vez que inversores puedan diversificar más fácilmente su cartera entre distintos proyectos. Sin duda, corroborando una vez más que el sector sigue creciendo y que sigue siendo una apuesta clara para empresas e inversores, sin cuya confianza, el crowdlending no sería posible.

 

Las empresas que se han financiado con nosotros llevan de media 25 años funcionando, facturan una media de 8M€ y dan empleo a alrededor  de 88 trabajadores. Además, cada vez llegamos a más partes del país, estando actualmente presentes en 15 de las Comunidades Autónomas.

En Grow.ly apostamos por seguir creciendo, llegando a más empresas e inversores porque estamos convencidos de que el crowdlending se convertirá cada vez con más importancia en un instrumento clave en la financiación para las pymes a nivel mundial. Además de ser un producto muy interesante para inversores que buscan obtener una rentabilidad atractiva pero también contribuir al crecimiento del tejido empresarial del país, las pymes.

Queremos agradecer a todas aquellas personas y empresas que nos acompañan en el desarrollo y crecimiento de este modelo de negocio que gana cada vez un mayor tamaño e importancia en la financiación de las empresas tanto en el país como en el resto del mundo. Gracias a todos por formar parte del cambio.

Grow.ly, creciendo juntos.

Resumen de la Encuesta de Competencias Financieras del Banco de España

Multitud de estudios han demostrado que gran parte de la población no suele estar familiarizada con conceptos básicos relacionados con la educación financiera. La falta de estos conocimientos puede causar que surjan algunos problemas a la hora de optimizar y entender las finanzas y por eso es importante que, cada vez más, se trabaje tanto desde la educación básica como desde las distintas entidades del sector financiero, en ayudar a que la población cada vez tenga más herramientas para poder tomar decisiones bien formadas

En relación a esto, Banco de España ha publicado una Encuesta de Competencias Financieras (ECF) realizada junto con CNMV entre el cuarto trimestre del 2016 y el segundo del 2017 en la que se muestra el conocimiento y la comprensión de conceptos financieros de una representativa de la población española (adultos entre 18 y 79 años). A continuación os presentamos un resumen de algunos de los puntos que consideramos más interesantes para entender mejor el nivel de competencias financieras en nuestro país.

Conocimientos financieros de la población española de entre 18 y 79 años

Durante la entrevista, antes de empezar la sección de conocimientos financieros, se ha pedido a los individuos que hicieran una evaluación de cómo perciben su propio nivel de conocimientos financieros. Un 46% de la población cree que sus conocimientos son “bajos” o “muy bajos”. Otro 46% cree que son “medios” y solamente e 8% cree tener conocimientos financieros “altos” o “muy altos”. Aquellos que perciben sus conocimientos financieros como bajos coinciden en buena medida con los que responden erróneamente a las preguntas sobre inflación, tipo de interés compuesto y diversificación del riesgo.

El estudio mide los conocimientos financieros mediante tres preguntas sobre la inflación, el tipo de interés compuesto y la diversificación del riesgo utilizadas previamente en varios estudios internacionales. Así, la ECF encuentra que un 58% de las personas entrevistadas responde correctamente a la pregunta sobe inflación, mientras que menos de la mitad de los entrevistados responde de forma correcta a la pregunta obre tipo de interés compuesto (46%) o a la de diversificación de riesgo (49%).

La fracción de preguntas correctas tiende a aumentar con la edad, hasta el 65% que consigue el grupo de entre 45 y 64 años, para caer entre los mayores de 65 años. Además, los conocimientos financieros también pueden depender del tipo de hogar en el que viven los entrevistados. Así, el porcentaje de respuestas correctas es menor entre quienes viven con otros adultos que no son su pareja que en el grupo de adultos que viven con su pareja.

Por Comunidades Autónomas, destaca Aragón como aquella con un mayor porcentaje de aciertos con respecto a las 3 preguntas.

Diferencias de género en conocimientos financieros

El estudio ha detectado que existe todavía una brecha de género en conocimientos financieros, tanto en las preguntas más sencillas como en las más complicadas. Además, las mujeres, que son menos propensas que los hombres a responder correctamente las preguntas de conocimientos financieros, también tienden a contestar en mayor medida que no saben la respuesta a una pregunta. En España, el 26% de los hombres responde al menos con un “no sabe” en alguna de las tres preguntas, mientras este dato para las mujeres llega al 40%.

Diferencias según el nivel educativo en conocimientos financieros

El porcentaje de respuestas correctas también depende del nivel educativo de la persona entrevistada. Por ejemplo, el porcentaje de respuestas correctas entre aquellos con educación universitaria excede al de los de educación primaria en todas las preguntas y el porcentaje de la población que ha oído hablar de los vehículos de ahorro disponibles tales como las acciones o los planes de pensiones, las cuentas de ahorro o imposiciones a plazo y los activos de renta fija es menor entre aquellos con una educación primaria. Por otro lado, la tenencia de cualquiera de los vehículos de ahorro crece tanto con el nivel educativo como con la renta del hogar.

Uso de los productos financieros – el ahorro

El 61% de los entrevistados dice haber estado ahorrando a través de vehículos financieros, comprando inmuebles distintos de la vivienda principal, ahorrando en metálico o dando dinero a familiares para que lo ahorren. Además, el porcentaje de individuos que han ahorrado decrece con la edad y aumenta con el nivel educativo y con la renta del hogar. El modo de ahorro más frecuente consiste en acumular fondos en una cuenta corriente (63%).


Esta encuesta muestra que los conocimientos financieros de la población adulta en España se sitúan, en general, en torno a la media de todos los países considerados, aunque el porcentaje de respuestas correctas para el concepto de diversificación del riesgo está claramente por debajo de la media si lo comparamos con otros países europeos. Hemos podido ver también que tanto el género como el nivel educativo de los individuos influye en el conocimiento, adquisición y uso de productos financieros. Con un nivel de educación más elevado, el conocimiento y uso de productos financieros aumenta, aunque la probabilidad de tener alguna disconformidad también.

Sin duda, el acceso a la información que nos da internet ayuda a que vayan mejorando estos niveles pero es fundamental que se haga como decíamos un esfuerzo importante tanto desde los colegios, institutos y universidades hasta en las entidades financieras para que las nuevas generaciones tengan cada vez un mayor conocimiento y comprensión en materia de finanzas de manera que puedan tomar decisiones lo más formadas posible con sus finanzas personales.

Analizando el balance de una empresa. El cash flow (XXII)

Siguiendo con nuestros posts sobre el análisis de los estados financieros de una empresa hoy iniciaremos el análisis de la empresa con una visión que es fundamental cuando eres proveedor financiero:

Las empresas tienen diversos tipos de proveedores, tales como proveedores de mercancías o materias primas, laborales, servicios…todos ellos entregan algo a cambio de dinero. El proveedor financiero (nosotros) que presta dinero, también espera que se le pague con dinero, por eso en nuestro análisis damos un paso más. Vamos a intentar saber si la empresa ha generado dinero y para ello vamos a desarrollar el concepto de Cash Flow o generación de fondos.

Con la cuenta de pérdidas y ganancias sabemos lo que ha facturado una empresa (no lo que ha cobrado), la mercancía que ha vendido (no la que ha comprado), los gastos en que ha incurrido (no los que ha pagado) e incluso determinados costes que ha imputado (ej: amortización). Ahora debemos ponerlo todo en términos de dinero de efectivo y no de compromisos de cobros (cuenta de clientes) o compromisos de pagos (proveedores y acreedores básicamente).

Paso a paso vamos a ver cuánto de lo que vende la empresa se transforma en dinero, de este cuánto se necesita para pagar a los proveedores y para sus inversiones de activo fijo y finalmente cuál es el remanente que puede aplicar para pagos tales como cancelaciones de deuda o pagos de dividendos.

Este análisis  sería más sencillo si los estados financieros se rigieran por criterios de caja, es decir, que ventas coincidiera con cobros y gastos con pagos, pero generalmente los estados financieros de las empresas se elaboran con vistas al informe a los accionistas, inversores y hacienda que están más preocupados en saber cuánto se vende o gana. El flujo de cobros y pagos le preocupa al director/tesorero financiero que debe buscar financiación para los desfases de circulante e inversiones, y a los proveedores financieros (nosotros) que vemos impacientes como fluye el dinero por la empresa.

En definitiva, los estados financieros siguen generalmente criterios de devengo y a nosotros nos interesa un criterio de caja. Con en análisis de Cash Flow intentaremos aproximar ambos criterios.

¿Cómo definimos Cash Flow?

La forma tradicional de definirlo dice que es la suma del beneficio después de impuestos más las amortizaciones. A nosotros a estas alturas del blog, expertos analistas, nos parece una definición incompleta.

En primer lugar, ¿qué entendemos por beneficio? ¿qué ocurre si nuestra empresa ha ganado dinero gracias a que ha vendido un edificio, una cartera de acciones o ha tenido un crédito fiscal que suma en lugar de restar?

Por eso decimos que el beneficio ha de ser el procedente de operaciones ordinarias, por tanto, recurrentes en el tiempo (esto ya lo contamos en el blog que hablábamos de la cuenta de resultados). Para ello deduciremos del beneficio los ingresos extraordinarios y para ser consecuentes los gastos extraordinarios, pues ninguno de ambos han de ser considerados pasados ni futuros.

Cuando las empresas tienen ingresos financieros sustanciales, y lógicamente no estamos analizando una empresa financiera, también deberíamos restarlos pues pueden distorsionar el margen ordinario del cliente. Haciendo estas salvedades obtenemos el que podemos denominar Resultado Neto Ordinario, el beneficio o pérdida que la empresa obtiene por su actividad ordinaria.

Continuará

5 consejos para gestionar tus contratos y ahorrar tiempo

La gestión de los contratos de luz, gas natural, agua e Internet, entre otros, es una parte importante de cualquier hogar ya que suponen grandes gastos mensuales. Por ello, es esencial saber cómo administrarlos de forma óptima para ahorrar tiempo y dinero. Sin embargo, el desconocimiento del funcionamiento del mercado de estos servicios provoca que los consumidores elijan tarifas más caras y terminen pagando precios elevados en sus facturas. Si quieres gestionar tus contratos sabiamente y ganar tiempo en el proceso, sigue los siguientes consejos. 

  1. ¿Qué necesitas?

Lo primero que debes hacer es identificar tu necesidad para cada servicio. En el caso de los contratos de Internet deberás tener en cuenta qué tipo de conexión quieres tener ya que de ello dependerá la velocidad a la que navegues o el número de dispositivos que pueden utilizarse a la vez, entre otras cosas. En el caso de los suministros de energía, tendrás que tener en cuenta en qué situación te encuentras:

  • Nueva alta de un suministro: si te acabas de mudar y no tienes luz, o gas, deberás solicitar el alta de los suministros llamando a la comercializadora con la que quieras tener tus contratos. La nueva alta supondrá la instalación de los contadores y el cableado necesario para acceder a la red de estos servicios.
  • Suministro ya existente: si ya cuentas con un suministro pero no está a tu nombre, deberás solicitar un cambio de titularidad y así hacerte responsable de los contratos. Algunas comercializadoras como Naturgy (ex- Gas Natural Fenosa) dan la opción de modificar el nombre de los contratos por Internet. Puedes consultar la página dedicada a Naturgy (ex- Gas Natural Fenosa) para saber cómo solicitar el cambio de titularidad con la comercializadora.
  1. Compara las tarifas

No contrates una tarifa sin antes compararla con otras ofrecidas por diferentes proveedores. En el caso del mercado energético, muchos consumidores no saben que tras la aprobación de la Ley 54/1997 este mercado comenzó su proceso de liberación, dando así la oportunidad de elegir entre una amplia variedad de tarifas.

Esto además de ventajas, crea dificultades para los consumidores ya que elegir una tarifa les resulta más complicado. Sin embargo, gracias a los comparadores de tarifas de energía, puedes acceder a las ofertas más económicas según tus necesidades.

  1. Tarifas adaptadas

El precio es lo que más llama la atención a la hora de elegir una tarifa de Internet, luz o gas natural. Sin embargo, hay que tener más aspectos en cuenta a la hora de elegir como por ejemplo las condiciones de contratación o las limitaciones de consumo. Por ello, te recomendamos elegir una tarifa económica que se adapte a tus necesidades. Para ello, no dudes en utilizar un comparador de tarifas, una herramienta online y totalmente gratuita que no implica la contratación de ningún servicio.

En el caso de la electricidad y el gas natural, fijate en las cláusulas de permanencia, las tarifas de acceso necesarias, la potencia eléctrica máxima o el consumo anual máximo permitido, etc. Para informarte más en profundidad sobre los aspectos a tener en cuenta cuando contrates la luz y el gas en tu hogar, puedes visitar la página Companias-de-Luz.com.

  1. Infórmate antes de contratar

Antes de proceder a llamar al proveedor con quien quieras contratar alguno de los servicios mencionados, lee atentamente las condiciones de contratación de la oferta. Las podrás encontrar en sus páginas web.

Una vez te manden el contrato final para firmarlo, pregunta cualquier duda que te pueda surgir con respecto a las condiciones del contrato. Presta especial atención a la cláusula de permanencia, si existe, y al importe a pagar si rompes el contrato antes de que termine dicha permanencia.

  1. Prueba otros proveedores

Ante cualquier descontento con tu proveedor actual, ya sea de luz, gas o Internet, no dudes en cambiarte de compañía. Es posible que encuentres un mejor servicio de atención al cliente, mejores ofertas, descuentos o tarifas más adaptadas con otros proveedores. Así que, mientras no tengas permanencia en tu contrato, podrás cambiarte sin problemas. Si por el contrario tienes permanencia, deberás abonar cierto importe por abandonar el contrato antes de tiempo.

La pyme en España (1)

Uno de los objetivos de Grow.ly es la de facilitar financiación alternativa a las empresas a través de la aportación de multitud de inversores, participando en el crecimiento del tejido empresarial del país y colaborando en la creación de empleo. Este post es el inicio de un bloque donde vamos a mostrar cuál es el perfil de la pyme española. Para ello vamos a utilizar el último “Informe sobre la PYME 2016” realizada por la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad correspondiente al ejercicio 2016 actualizada en algunos datos a abril 2018.

¿Cuántas empresas hay en España?

El número de empresas existentes en España puede ser controvertido en función de la fuente utilizada. En este sentido un dato bastante fiable es utilizar el que proporciona el Ministerio de Empleo y Seguridad Social relativo a empresas inscritas en la Seguridad Social. En definitiva, son empresas que tienen algún empleado en activo, bien directamente el propio autónomo o el administrador cuando tiene forma jurídica de sociedad, en consecuencia, son empresas, en principio, activas. Este dato es el que utiliza la Dirección General de la Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa para en su informe de “Cifras pyme”. Según dicho informe a abril de 2018 existen en España 2.874.068 empresas con un crecimiento interanual del 0,54%. En el siguiente cuadro se puede ver la distribución según número de empleados:

De las cerca de 3 millones de empresas, más de la mitad son autónomos sin asalariados a su cargo, 1.546.209. Otro aspecto destacable es el relativo bajo número de empresas con más de 250 trabajadores (4.649), si bien en el último año este tramo es el que más crece con un crecimiento anual del 4,38%, junto con el de empresas de entre 50 y 249 trabajadores, que crece un 4,06%. En definitiva, un tejido empresarial muy atomizado.

¿Qué empleo generan las empresas?

 La misma fuente facilita el número de trabajadores afiliados a la Seguridad Social y su distribución por tamaños de empresa.

En abril de 2018 cerca de 19 millones de personas estaban afiliados a la SS.SS. de los que 15.594.295, el 82%, eran autónomos o empleados en empresas, con un crecimiento sobre el mismo mes del año anterior del 3,06%.

La distribución por tamaño de empresas se muestra en el siguiente cuadro

Más de 5 millones de empleos, el 33,6% del empleo en empresas, está concentrado en las 4.649 empresas de más de 250 trabajadores que es donde más ha crecido el empleo junto con las de 50 a 249 trabajadores con 2.404.047 empleados y un crecimiento del 4,24%. Es un buen dato el incremento de trabajadores en las empresas de mayor tamaño.

PYME Comparación con Europa

Como hemos comentado vamos a utilizar también el “Informe sobre la PYME 2016”. Este es el último informe publicado por la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa que, si bien utiliza datos de 2015, nos da una idea aproximada del perfil de la empresa española con alguna comparación a nivel europeo.

Según los criterios europeos una PYME es una empresa con menos de 250 trabajadores. Se considera que en Europa de los 28 estados (UE28), en 2015 existían cerca de 23 millones de PYMES que generaron 3.900 millones de Euros de valor añadido y dieron empleo a más de las dos terceras parte del empleo empresarial. La distribución del empleo por tamaño de la empresa en Europa comparada con España es la siguiente:

Significativa es la proporción de empleo que tienen las pymes españolas y en especial las micropymes. Así, la PYME española representa el 73% del total del empleo empresarial mientras que en Europa representa el 66,8%. Todavía más diferencial es el peso de la micropyme en España, el 41,1% del empleo que contrasta fuertemente con el 29,5% que representa en Europa lo cual dice mucho sobre el empleo en España.

En este primer post hemos visto cuántas empresas hay en España, su distribución por tamaño, cuánto empleo aportan y su comparativa con Europa. En próximos posts iremos analizando otros aspectos de la pyme española como su distribución por Comunidades o Sectores.

Desde Grow.ly estamos orgullosos de poner nuestro grano de arena en colaborar en el crecimiento de las empresas y ayudar en el aumento del empleo gracias a la aportación de muchos inversores que han ayudado a financiar proyectos empresariales.

Preguntas frecuentes sobre la fiscalidad crowdlending (Renta 2017)

El próximo 4 de abril comienza la campaña de la declaración de la Renta 2017, en este post trataremos de resolver los principales aspectos que hay que tener en cuenta sobre la fiscalidad de crowdlending:

Captura de pantalla 2018-04-05 a las 11.23.361- Los intereses devengados en los préstamos de crowdlending, ¿están sujetos a una retención fiscal?

Los intereses generados por la inversión en un préstamo en crowdlending son rentas de capital y por tanto tienen el mismo tratamiento fiscal que los intereses bancarios corrientes, formando parte de la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o de Sociedades, como rendimiento del capital mobiliario.

Los intereses generados por la participación en los préstamos en crowdlending, están sujetos al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en concepto de rendimiento del capital mobiliario. En concreto se rige por el artículo 25 “Rendimientos íntegros del capital mobiliario” de la Ley 35/2006 del IRPF, al tipo impositivo legal que marca la Agencia Tributaria que, actualmente es el 19%.

2- ¿Quién tiene la obligación de realizar la retención y declararla a la Agencia Tributaria?

Aunque la obligación de practicar la retención es de la empresa que ha contraído el préstamo, en Grow.ly practicamos, por indicación de los prestatarios, la retención correspondiente a los intereses percibidos por nuestros inversores. Dicha retención se declara e ingresa en la Agencia Tributaria.

Al cierre de cada ejercicio fiscal, nuestros inversores reciben de Grow.ly un certificado con información fiscal donde se detallan las retenciones practicadas por cada préstamo. Esa misma información le deberá aparecer en el borrador que la Agencia Tributaria le remita para su declaración de la renta del ejercicio correspondiente.

3- ¿En qué casilla me debe de aparecer en mi declaración de Hacienda los rendimientos de capital obtenidos por mis inversiones en crowdlending?

Los intereses devengados en los préstamos por su naturaleza son “Rendimientos explícitos de capital mobiliario”, y deberían de figurar en la casilla 025, dentro del apartado “Rendimientos del capital mobiliario a integrar en la base imponible del ahorro”.

4- ¿Es deducible la tarifa de administración de la base imponible?

En referencia a la deducción de gastos el artículo 26 de la Ley 35/2016 estipula lo siguiente:

 “Tienen la consideración de gastos deducibles exclusivamente los gastos de administración y depósito de valores negociables, y no es admisible la deducción de ningún otro concepto de gasto. A estos efectos, se consideran gastos de administración y depósito aquellos importes que repercutan las empresas de servicios de inversión, entidades de crédito u otras entidades financieras que, tengan por finalidad retribuir la prestación derivada de la realización, por cuenta de sus titulares, del servicio de depósito de valores representados en forma de títulos o de la administración de valores representados en anotaciones en cuenta. No serán deducibles las cuantías que supongan la contraprestación de una gestión discrecional o individualizada de carteras de inversión, en donde se produzca una disposición de las inversiones efectuadas por cuenta de los titulares con arreglo a los mandatos conferidos por éstos”.

Con carácter de prudencia, entendemos que no estamos incluidos en los supuestos descritos en el artículo antes mencionado y por lo tanto no sería deducible nuestra tarifa de administración a día de hoy.

5- ¿Puedo declarar una cuota que tengo impagada como una “pérdida patrimonial”?

Para poder declarar un posible impago como una pérdida patrimonial, de acuerdo a los conceptos que estipula la Ley de IRPF (Ley 35/2006, de 28 de noviembre) permite su consideración como pérdida patrimonial pero conforme a unos requisitos y unas reglas de imputación temporal que determinan el momento en el que se puede entender que la pérdida es efectiva e incluirla en la declaración de IRPF.

El artículo 14.2.k) prevé lo siguiente:

“k) Las pérdidas patrimoniales derivadas de créditos vencidos y no cobrados podrán imputarse al período impositivo en que concurra alguna de las siguientes circunstancias:

1.º Que adquiera eficacia una quita establecida en un acuerdo de refinanciación judicialmente homologable a los que se refiere el artículo 71 bis y la disposición adicional cuarta de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, o en un acuerdo extrajudicial de pagos a los cuales se refiere el Título X de la misma Ley.

2.º Que, encontrándose el deudor en situación de concurso, adquiera eficacia el convenio en el que se acuerde una quita en el importe del crédito conforme a lo dispuesto en el artículo 133 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, en cuyo caso la pérdida se computará por la cuantía de la quita.

En otro caso, que concluya el procedimiento concursal sin que se hubiera satisfecho el crédito salvo cuando se acuerde la conclusión del concurso por las causas a las que se refieren los apartados 1.º, 4.º y 5.º del artículo 176 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

3.º Que se cumpla el plazo de un año desde el inicio del procedimiento judicial distinto de los de concurso que tenga por objeto la ejecución del crédito sin que este haya sido satisfecho.

Cuando el crédito fuera cobrado con posterioridad al cómputo de la pérdida patrimonial a que se refiere esta letra k), se imputará una ganancia patrimonial por el importe cobrado en el período impositivo en que se produzca dicho cobro.”

En el caso de que esté en algún supuesto que se pueda considerar como fallido, desde Grow.ly le habremos mandado un certificado fiscal donde se ha incluido el importe de los préstamos fallidos para que los pueda declarar como una pérdida patrimonial en su declaración de IRPF. Mientras los préstamos estén impagados hay posibilidad de recuperación y es por eso que desde la Agencia Tributaria no se permite que nuestros inversores puedan declarar estos otros impagos como una pérdida.

– Esta información es de carácter general, y en ningún caso puede entenderse como una opinión profesional ni como asesoramiento jurídico-tributario-

 

 

Analizando el balance de una empresa (XIX)

Tras nuestro último post sobre análisis financiero, hoy iniciamos un breve análisis de los ingresos o pérdidas extraordinarias. Como su nombre indica no son operaciones recurrentes por ello debemos diferenciar las actuaciones típicas de las atípicas o no recurrentes. Empresas que recurren a este tipo de ingresos para mejorar sus cuentas de resultados generan dudas sobre su viabilidad a futuro. Igualmente cuando las empresas incurren en gastos extraordinarios deben valorarse si son producidos como consecuencia o reflejo de situaciones de años anteriores (Ej.: dar de baja clientes o existencias sin valor que no se hicieron en su momento) o son producto de sucesos extraordinarios de ejercicio en curso (incendio, etc.). 

Por ello podemos concluir que buenas empresas que generan un año de pérdidas por motivos extraordinarios (incendio o un plan de reducción de plantillas) normalmente podrán superar esa situación con su actividad ordinaria de años futuros. Por el contrario, empresas “malas” que superan el año con beneficios extraordinarios no podrán subsistir indefinidamente generando este tipo de ingresos. 

Captura de pantalla 2018-04-05 a las 11.28.45

Por ello cuando analicemos el cash-flow recurrente de una empresa hemos de restar los ingresos extraordinarios y sumar las pérdidas extraordinarias para tener una visión de la actividad ordinaria de la empresa. 

Al deducir las partidas extraordinarias (positivas o negativas) de su margen ordinario obtenemos en Beneficio antes de Impuestos. 

Nos queda un último coste por imputar a la cuenta de resultados. Los impuestos que gravan los beneficios de las empresas o los créditos fiscales que pueden generarse cuando se incurre en pérdidas. 

Hacienda es un socio que tienen todas las empresas y que les hace participes de sus beneficios. El impuesto de sociedades es un porcentaje sobre el beneficio, porcentaje que depende de varios factores. Primero es el tipo impositivo que fijen las autoridades fiscales: 15%,20%,30% 35%… que, según el momento y el tamaño de la empresa, puede variar. Adicionalmente las autoridades pueden otorgar beneficios fiscales vía desgravaciones por múltiples motivos: creación de empleo, inversión en tecnología, que reducen el tipo impositivo. 

Cuando la empresa incurre en pérdidas puede generarse un ingreso contable (no de caja) por el crédito fiscal que obtiene, es decir por la capacidad que tienen de compensar a futuro esas pérdidas con beneficios futuros y ello conlleva que en su cuenta de resultados refleje un ingreso, insisto no de caja, que generalmente se corresponde con una cuenta en el activo no corriente (activos por impuesto diferido) que refleja el saldo de impuestos a compensar en el futuro, se convierte en un crédito de la empresa contra la administración. 

El impreso del Impuesto de Sociedades, en la parte de liquidación nos da pistas sobre el importe devengado de impuestos y las posibles desgravaciones o bonificaciones que ha tenido la empresa, por eso es conveniente siempre pedirlo.

Continuará…

Sumamos una nueva cifra, ¡ya hemos alcanzado los 10 millones financiados!

Enero ha terminado con un nuevo récord: ¡hemos superado los 10.000.000 de euros financiados! Hemos sobrepasado los 7 dígitos gracias a nuestros más de 2.600 usuarios que han confiado en este modelo y a las empresas con las que hemos financiado 260 proyectos distintos.

Growly_10M financiados

De estos 10 millones, más de 5 se han financiado en apenas 11 meses y, con los volúmenes actuales, financiamos más de 600.000€ en un solo mes, llegando de esta manera a cada vez más empresas y permitiendo a su vez a nuestros inversores que puedan diversificar más fácilmente entre distintos proyectos. Nuestros clientes prueban, una vez más, que el crowdlending es un sector que ha venido para quedarse.

Los 260 proyectos financiados, con una media de más de 38.000 € por operación, vienen de pymes del país, empresas que crean empleo, que exportan, que crecen cada año más y que superan con éxito los retos que el mercado y la gran competencia a la que muchas veces se enfrenta le ponen. Son empresas que, de media, llevan 21 años trabajando y que facturan una media superior a 7 M€ pero, sobre todo, son empresas que tienen detrás personas con pasión por su negocio y que apuestan por él todos los días.

En cuanto a nuestros más de 2.600 usuarios, el 88% de ellos repiten, prestan a 24 proyectos de media y creen también en este modelo, no solo por la rentabilidad económica que ello les aporta sino porque saben que, además, de esta manera contribuyen a que el tejido empresarial del país, las pymes, siga creciendo.

Queremos compartir con todos vosotros este momento y por ello lanzamos una nueva promoción tanto para todos los inversores que ya estén dados de alta en la plataforma como para aquellos que lo hagan durante los días que dure esta.

A partir de hoy día 7/02/18 se abonará un 3% a todos los inversores que hagan un nuevo ingreso en su cuenta Grow.ly hasta el día 16/02/18 y realicen una o más ofertas en los proyectos activos desde el 7/02/18 hasta el 26/02/18, descontando las retiradas de saldo posteriores al día 31/12/16 y hasta un máximo de 10.000€ prestados. Más información en: Promoción 10 millones

Promocion Growly 10 millones

Todavía recordamos los 18 meses que nos costó financiar el primer millón de euros a las primeras 37 empresas, cuando este era un sector todavía muy desconocido y donde todavía había mucho que probar. El crowdlending fue y sigue siendo una apuesta de todo el equipo de Grow.ly, dnuestros inversores, nuestras empresas y nuestros accionistas. Personas, que nos acompañan en el desarrollo y crecimiento de este modelo en el que creemos todos y que estamos convencidos abarcará cada vez mayor tamaño e importancia en la financiación de las empresas y en el portfolio de los inversores.

Gracias a todos por formar parte de este cambio.

Grow.ly, creciendo juntos.

Inversión y gestión del dinero al alcance de todos. Libros (III)

Iniciamos nuevo mes y tenemos nueva entrega de la serie sobre libros. En este 3er post vamos a hablar sobre el libro publicado en 2016 por Marc Frau “Inversión y gestión del dinero al alcance de todos”.

¿Y qué fue lo primero que llamó nuestra atención? El hecho de poder tener una perspectiva de las distintas opciones para poder invertir y gestionar nuestras propias finanzas.

El autor nos cuenta desde su experiencia personal la importancia que tiene ahorrar y los principios básicos para poder hacerlo, apoyándose en distintos ejemplos.

Inversión_alcance_opciones y Bolsa

Una de las bases para ahorrar es que seamos capaces de controlar los gastos que tenemos, no solo aquellos que podamos considerar como “grandes”, sino también los más pequeños del día a día.

Una vez tenemos este punto claro, poco a poco iniciamos el camino para poder conocer cómo invertir el dinero que hemos o vamos ahorrando, como dice el autor en el libro “hacer que el dinero trabaje para ti”.

Para ello, también tenemos que considerar otros puntos como por ejemplo: la inflación y cómo afecta, saber qué es el interés compuesto (el interés producido cuando se reinvierten de nuevo el capital más el interés producido por una primera inversión) y la regla del 72 (72 / interés), de esta manera seremos capaces de calcular cuánto tiempo se necesita para doblar el dinero que se va a invertir.

También hace hincapié en que, antes de decidirnos por alguna opción de inversión, tenemos que conocerlas con más detalle, ver qué rentabilidad nos pueden proporcionar y el riesgo que queremos asumir en nuestra inversión.

Al igual que en cualquiera de las opciones de inversión, es clave la diversificación en empresas y en tiempo (no hacer todas las inversiones a la vez). Tener una cartera diversificada nos va a permitir obtener rentabilidad por lo invertido de forma constante y reducir nuestra exposición al riesgo.

Y por último y no por ello menos importante, hace referencia a lo que llamamos colchón económico o de seguridad. Destacando distintos niveles de colchón, siempre considerando que no debemos invertir aquel dinero que podamos necesitar en un futuro próximo y para cubrir imprevistos que puedan surgir: reserva cotidiana, de 1ª emergencia y 2º reserva de emergencia.

Si pudiéramos resumir el mensaje del libro: es un libro que nos da una perspectiva general sobre algunas de las opciones que hay a nuestra alcance para invertir, cómo funcionan y destaca sus ventajas e inconvenientes.