Archivo de la etiqueta: innovación

Novedades web Grow.ly

Desde Grow.ly hacemos un esfuerzo constante en mejorar la transparencia para que nuestros usuarios puedan tener toda la información a su disposición y, en este sentido, recientemente incorporamos información sobre la distribución de su cartera, si tienen o no mucha concentración en una empresa y un índice de concentración. Siguiendo con esta línea hemos incorporado dos nuevas secciones: la rentabilidad y las dotaciones.

Rentabilidad

En este apartado, disponible en la sección “Mis estadísticas”, el inversor encontrará la rentabilidad de su cartera con detalle de las variables que la componen y con visión de distintos periodos de tiempo: histórico (desde el inicio de la cartera) y para cada uno de los últimos 3 años (actual, -1 y -2) y de los últimos 12 meses naturales. Adicionalmente, podrá descargarse la información relativa a todos los años desde que empezó a trabajar con Grow.ly en formato Excel.

En esta sección, el cliente podrá ver tanto la rentabilidad neta actual con todos los componentes que los forman y un segundo nivel con las dotaciones previstas de los retrasos si los hubiera. Para ello se han utilizado los criterios establecidos por BDE que explicamos en el siguiente apartado. Adicionalmente, podrá ver la rentabilidad esperada según estas dotaciones que podrá ser finalmente superior o inferior dependiendo de cómo se resuelva el impago.

  Dotaciones:

Desde Grow.ly hemos establecido también un modelo de asignación de dotaciones de los préstamos que se encuentran en situación de impago para dar una estimación del potencial efecto de los mismos sobre la rentabilidad de la cartera. El inversor podrá encontrar su tabla en la sección de “Retrasos”.

Para calcular las dotaciones se han utilizado los criterios establecidos en la circular 4/2016 de 27 de abril del Banco de España que establece como riesgo dudoso por razón de la morosidad aquellos que tengan algún importe vencido por principal, intereses o gastos pactados contractualmente, con más de 90 días de antigüedad, salvo que proceda clasificarlos como fallidos.

Como fecha de antigüedad se considera la fecha de la cuota impagada más antigua. La provisión se realizará sobre el capital total del préstamo (tanto el impagado como el pendiente de vencer) utilizando un criterio conservador, atendiendo al siguiente calendario en función de la antigüedad:

 Es importante también recordar que la estimación de dotaciones se realiza con carácter de prudencia sobre la totalidad del capital pendiente del préstamo com impago superior a 90 días estando el préstamo en negociación de cobro con el deudor y sin haberse producido ningún fallido. De producirse, este se incorporaría a la línea de fallidos. Un préstamo entra en fallidos por el importe de una quita en un concurso de acreedores o bien cuando ha transcurrido más de 24 meses del inicio del procedimiento judicial. En este último caso, la deuda sigue en gestión y en caso de recobro de la totalidad o parte del mismo se reduciría el importe fallido.

Por último, recordar que los fallidos se pueden declarar como pérdida patrimonial en el impuesto de la renta tal y como explicamos en los apartados de “info fiscal” y en la sección de dotaciones a la que puede acceder pulsado aquí.

Novedades web Grow.ly

En febrero de 2018 realizamos un resumen de las novedades desarrolladas en la web. Desde entonces, hemos continuado realizando mejoras administrativas y también nuevos desarrollos para los inversores. A continuación les hacemos un pequeño resumen de las novedades más importantes que pueden encontrar:

Diversificación:

Dentro de la sección “Estadísticas” se ha creado una nueva sección donde los inversores pueden ver cómo tienen diversificada la cartera. Esta es una manera muy visual e importante de hacernos una idea del riesgo asumido por cada empresa y de posibles concentraciones. Aquellas en rojo son las que tienen una alta tasa de concentración, lo que significa que, si la empresa sufriera algún retraso, el impacto sobre nuestra cartera sería mucho más alto que aquellas con el color verde, que tienen un peso mucho más bajo de riesgo. En definitiva, lo que creemos que es importante transmitir en esta sección es que a mayor diversificación, menor riesgo. Esta sección es también descargable.

Oferta múltiple

En la sección “Proyectos” hemos incorporado una nueva opción “oferta múltiple” en la que se pueden realizar ofertas a varios proyectos a la web en un solo click. De esta manera no sería necesario entrar proyecto por proyecto para realizar la inversión. Si se desea no participar en alguno de los proyectos simplemente se pone 0 en el importe y de esta forma no se invertiría.

Mi cuenta:

Hemos mejorado la visualización de la sección de mi cuenta de manera que sea más intuitivo. Además, es más fácil detectar ahora a quién corresponde el pago de una cuota puesto que en los movimientos aparece el nombre de la empresa reflejado. Esto a su vez ha hecho que se mejorara la visualización desde móviles de la plataforma.

Desde Grow.ly nuestra intención es la de mejorar de forma constante nuestra plataforma, siendo más transparentes y ágiles, facilitando la información a nuestros inversores para que su experiencia mejore cada día. Siempre estamos disponibles para la sugerencia de mejoras y seguiremos trabajando de forma constante para construir juntos, puedes enviarnos tus sugerencias a info@grow.ly, remitírnoslas a través del chat de nuestro sitio web o en el teléfono 91.435.93.36.

¡Grow.ly cumple 4 años!

Hoy hace cuatro años que en Grow.ly se formalizó el primer préstamo de muchos que le han seguido. Era un pequeño préstamo 6.000€ pero que suponía romper una barrera importante y dar el pistoletazo de salida a nuestra plataforma por la que tanto habíamos trabajado en los meses previos. En aquel 2014 no nos hubiéramos imaginado nunca que llegaríamos a crear una plataforma como la que tenemos hoy, ni mucho menos que podríamos contar con el gran equipo que tenemos con nosotros.

Sin duda el camino no ha sido fácil, el crowdlending era un sector desconocido y todavía lo es para gran parte de la población. No teníamos un mercado regulado y, cuando salió la ley 5/2015, conseguir la autorización de CNMV fue un trabajo arduo pero agradecido, que trajo un cambio de paradigma en el sector aumentando la confianza y dándonos mayor visibilidad.

Nos hemos encontrado con dificultades en el camino, sin duda, pero también con muchísima gente que nos ha apoyado y ha confiado en nosotros durante todo este tiempo. Más de 12 millones de euros financiados entre más de 300 proyectos son métricas excelentes, no hay duda, pero no han venido solos: nuestros 28 accionistas, nuestro equipo, las empresas que se han financiado con nosotros y los más de 2800 usuarios de la plataforma, sin todos ellos, nada de lo conseguido hasta ahora habría sido posible.

Nuestros inversores apuestan día a día por las pymes del país, acompañándolas en su proceso de crecimiento e internacionalización. Las empresas también confían en Grow.ly y nuestro mecanismo, viendo la importancia cada vez más clara de la diversificación de sus fuentes de financiación y apreciando nuestra celeridad en la respuesta a sus necesidades. Nos sentimos orgullosos de haber contribuido, con nuestro pequeño grano de arena, al desarrollo de proyectos empresariales que contribuyen al desarrollo del país, crean empleo, y generan riqueza. Pero nosotros no nos conformamos, queremos seguir creciendo y lo queremos hacer mejorando cada día, siendo más ágiles y llevando con nosotros la transparencia que tanto nos define.

Gracias a todos los que habéis formado parte de este proceso.

Grow.ly, creciendo juntos.

Digitalízate o desaparece. Libros (I)

Hoy comenzamos una nueva serie de posts en los que vamos a comentaros los libros que estamos leyendo, principalmente sobre nuevas tecnologías y economía, que creemos pueden ser de vuestro interés.

Nos gustaría iniciar esta primera entrega con un libro publicado recientemente “Digitalízate o desaparece” de Adolfo Ramírez Morales.

Portada_libro_digitalizate_o_desaparece_Adolfo Ramirez

¿Qué fue lo primero que nos llamó la atención? El propio título, que refleja en sí mismo una realidad que ya forma parte de nuestro presente. Es muy posible que todos o al menos muchos de nosotros nos hayamos visto antes o después en una situación profesional o personal en la que si no conocías y/o utilizabas ciertas aplicaciones, programas, dispositivos o tecnología, no estabas al día y/o no podías integrarte en alguna conversación.

Vivimos actualmente en un proceso continuo de cambio tecnológico, que podemos definirlo con el adjetivo “disruptivo”1, muy empleado en la actualidad. Expresa en una sola palabra todo lo que suponen los cambios en la comunicación e interacción entre personas, en la forma de trabajar, las facilidades que implican, el ahorro o pérdida de tiempo según se mire; otras opciones de ocio y por encima de todo ello, el gran acceso a información que se tiene, con la complejidad que conlleva su manejo e interpretación.

Y os preguntaréis ¿entonces ahora qué hacemos? El autor nos proporciona algunas pautas para poder hacer frente a este cambio continuo desde el punto de vista empresarial y nos habla de las 7 dimensiones en las que enfocarnos para caminar hacia la transformación digital:

  • Cultura y comunicación: análisis y diagnóstico de la cultura corporativa, ya que es el elemento que va a determinar el éxito de nuestra transformación. Es aquello que nos guía, nos dice cómo comportarnos y hacer las cosas, siendo así la base sobre la que empezaremos a trabajar.
  • Experiencia del cliente: la importancia de la escucha activa, a través de todos los medios existentes y sin perder la interacción personal, para poder conocer al cliente y poder crear experiencias que impacten en él y que supongan una diferencia competitiva.
  • Nuevo modelo de organización: avanzando hacia otros modelos, como el liderazgo colaborativo, en el que la autoridad viene dada por la credibilidad y actuación, y no solo por el puesto; siendo la toma de cierto tipo de decisiones algo consensuado con el equipo.
  • Conectar el talento: hacerlo en línea con el cambio y ser capaces de transmitir a toda la organización lo que se quiere hacer, cómo se quiere llevar a cabo, cómo debe cada persona en la organización integrarlo en su día a día, incluyendo la formación (su hoja de ruta), y teniendo también en cuenta si deben adaptarse los entornos de trabajo para ayudar a facilitar el viaje hacia el cambio. Algo así como ocurre en el mundo de la actuación, que la caracterización ayuda a los actores a interpretar su papel, les hace ponerse en situación.
  • Tecnología en armonía con el negocio: términos desde “big data”, pasando por “blockchain” y ciberseguridad. Conociéndolas y empleándolas para potenciar la organización, según lo que se necesite por el tipo de negocio,  pero también el trabajo del día a día que realizan las personas que conforman el equipo.
  • Simplificación de procesos y priorización: podemos ayudarnos de herramientas o metodologías existentes como es el “design thinking”, con ayuda de las personas que componen la organización y que conocen los procesos internos, pero también de los clientes.
  • Innovación: en todos los procesos, y en la que puedan participar todas las personas de la empresa, además de fomentar el emprendimiento y la inquietud por innovar, crecer y mejorar.

Y tras diseñar y planificar cómo realizar el cambio, ¿qué nos queda por hacer? Llevarlo a cabo, es decir ejecutar el plan trazado mediante una estrategia que se materializa en diferentes acciones, y que mediremos con indicadores para poder hacer un seguimiento, y cambio o mejora si aplica. Si combinamos una correcta ejecución del plan con una buena estrategia diseñada, tenemos altas probabilidades de tener éxito en nuestro proceso de transformación digital en la compañía, ya que tal y como reseña el autor en el libro y como hemos podido experimentar en nuestra vida profesional, “los pequeños actos que se ejecutan son siempre mejores que todos aquellos grandes que se planean” (George E. Marshall).

Si pudiéramos resumir el mensaje del libro, hablaríamos de: poner en el centro a las personas, tanto al cliente externo como interno de la organización, ser capaces de no perder la capacidad de seguir aprendiendo, formándonos, conociendo y desarrollando nuevas herramientas y metodologías para realizar nuestra actividad diaria, pero también para comenzar nuevas tareas y proyectos que hasta el momento no hayan surgido y es posible que ni siquiera se hubiesen ideado. Para ello hay que facilitar la comunicación e interacción entre todas las partes implicadas, para lo que nos es de mucha ayuda la innovación tecnológica que hemos visto y en la que estamos inmersos desde hace ya algunos años, porque tal y como nos comenta el autor, todas las personas son líderes de proximidad en la organización, porque liderar no es solo dirigir un equipo de personas, también es innovar, participar, colaborar en conjunto con una meta común.

Si quieres saber más: Libro “Digitalízate o desaparece”

Esperamos que esta nueva serie de entradas os guste, y si tenéis alguna sugerencia o recomendación sobre algún libro que hayáis leído en temas de tecnología, economía o innovación, estaremos encantados de conocerlos.

Disruptivo1: que produce disrupción (rotura o interrupción brusca). Definición según la RAE.

Hacia un nuevo cambio en el ecosistema financiero: más allá del FinTech

Informe_FEM_Deloitte_Fintech

El Foro Económico Mundial junto con la consultora Deloitte han publicado recientemente el 3er informe sobre las fintech y otras fuerzas disruptivas (“Más allá del FinTech: una evaluación pragmática del potencial de disrupción en la industria de los servicios financieros”). Han realizado una evaluación sobre su aparición y el papel transformador que tienen en la industria de servicios financieros tanto a nivel general como en algunas áreas específicas como gestión de pagos, seguros, banca digital, préstamos, gestión de inversiones, crowdfunding de capital e infraestructura de mercado.

Para su realización han contado con diferentes organizaciones, servicios financieros, profesionales del sector público y académico así como con la colaboración de comunidades de innovación y tecnología.

El proyecto “Innovación disruptiva en los servicios financieros” del que forma parte este informe, se inició en el año 2014 en el marco de la Reunión Anual del Foro Económico Mundial en Davos. Y en él,  se ha ido estudiando el impacto que las innovaciones están teniendo en este sector, a la par que se determina como todas las partes interesadas están implicadas en el mismo y cómo podrían verse afectadas, ya estemos hablando de aquellas empresas o instituciones que llevan más tiempo o compañías de reciente creación.

En este nuevo estudio, han tratado de dar respuesta principalmente a las siguientes preguntas:

– ¿Cuáles son las innovaciones que más han impactado en el ecosistema financiero desde el último informe (2015) y cuáles son las ideas que no han producido ningún impacto?

– ¿Cómo afectarán estas innovaciones en el futuro a la forma en que los servicios financieros se estructuran, provisionan y se utilizan?

– ¿Cuáles serán las implicaciones de estas innovaciones en el sistema financiero?

Y como respuesta a estas cuestiones, se ha observado que las empresas fintech, consideradas como pequeñas compañías con tecnología habilitada para los servicios financieros, han tomado la iniciativa en la innovación tecnológica dentro del sector financiero, y han definido la dirección, la forma y el ritmo al que se ha producido esta innovación. También han triunfado en muchos casos como empresas independientes y se han convertido en una parte destacada dentro de la cadena de valor, cambiando y transformando las expectativas del cliente, así como generando nuevas experiencias de usuario. También han mostrado el camino a las grandes empresas tecnológicas como por ejemplo Google o Apple, para poder entrar dentro de un nuevo mercado como es el financiero y ofrecer diferentes servicios.

Las fintech han cambiado la forma en la que los servicios financieros se estructuran y han variado el tipo de hábitos de consumo de los clientes, pero lo que aún no han logrado es establecerse como los actores principales dentro de este entorno, cuyo protagonismo sigue siendo de los actores tradicionales, con los que han realizado acuerdos y asociaciones en algunos proyectos o colaboran con ellos en la externalización de sus departamentos de innovación.

En el proyecto llevado a cabo se han identificado 8 fuerzas disruptivas que tienen el potencial para cambiar el panorama competitivo del ecosistema financiero:

  1. Reducción de costes: El cambio de estándares en el mercado debido a las nuevas tecnologías va a suponer un menor gasto para las entidades, gracias a la externalización, automatización y mutualización (estandarización de procesos y evitar duplicidades entre compañías).
  2. Redistribución de beneficios: La tecnología y las nuevas asociaciones entre diferentes compañías o instituciones, implica cambios en las cadenas de valor tradicionales consideradas hasta el momento, al establecerse una relación directa con el cliente o por el acceso de este a diversas cadenas de valor de diferentes tipos de productos que hacen que los beneficios se redistribuyan entre diversos actores.
  3. Propietarios de la experiencia de usuario: Los distribuidores disfrutarán de una posición de fortaleza estratégica como creadores de la experiencia del cliente y al tener el conocimiento de cómo estos perciben y ven los productos, permitiendo realizar por ejemplo recomendaciones. Los fabricantes evolucionarán buscando una mayor escala de aplicación o especialización dentro de un área.
  4. Aumento de las plataformas: Las plataformas que ofrecen la capacidad de interacción con diferentes instituciones financieras desde un único canal, se convertirán en el modelo prevalente para la prestación de servicios financieros. Si hablamos de la recopilación de datos a tiempo real, se podrán realizar analíticas más avanzadas que permitirán poder ver y estudiar el comportamiento de los consumidores objetivo.
  5. Monetización de datos: Los datos irán teniendo cada vez mayor protagonismo ya que serán los que marquen la diferencia y a partir de los que se pueda extraer información de aplicación para mejora y desarrollo de nuevos servicios y productos.
  6. Mano de obra biónica: A medida que la capacidad de las máquinas de imitar el comportamiento de las personas continúe evolucionando, las instituciones financieras tendrán que gestionar el trabajo y el capital como un conjunto único de capacidades.
  7. Tecnologías de importancia sistémica: Las instituciones financieras, independientemente de su tamaño, se asemejan cada vez más y también dependen de las grandes empresas tecnológicas para adquirir infraestructura crítica y tecnología diferenciadora.
  8. Regionalización financiera: La diversificación de las prioridades regulatorias y las necesidades de los clientes en diferentes lugares del mundo está generando modelos de servicios financieros adaptados a nivel regional.

Pero como en muchos casos, no todo está estudiado. Se plantean nuevas cuestiones que aún están por responder y que iremos conociendo durante los próximos años. Según la forma en la que este proceso de cambio e innovación se produzca, el desarrollo del sector se verá afectado de una u otra manera. Temas de los que se está comenzando a hablar, como identidad digital, tratamiento de datos y obtención de beneficios a partir de ellos, tecnología y riesgo, transparencia y colaboración entre el sector empleando la tecnología; serán clave en el ecosistema financiero en el que nos encontraremos en poco tiempo.

Más información: Informe_FEM_Deloitte_Fintech2017