Archivo de la etiqueta: inversores

Analizando el balance de una empresa. El cash flow (XXII)

Siguiendo con nuestros posts sobre el análisis de los estados financieros de una empresa hoy iniciaremos el análisis de la empresa con una visión que es fundamental cuando eres proveedor financiero:

Las empresas tienen diversos tipos de proveedores, tales como proveedores de mercancías o materias primas, laborales, servicios…todos ellos entregan algo a cambio de dinero. El proveedor financiero (nosotros) que presta dinero, también espera que se le pague con dinero, por eso en nuestro análisis damos un paso más. Vamos a intentar saber si la empresa ha generado dinero y para ello vamos a desarrollar el concepto de Cash Flow o generación de fondos.

Con la cuenta de pérdidas y ganancias sabemos lo que ha facturado una empresa (no lo que ha cobrado), la mercancía que ha vendido (no la que ha comprado), los gastos en que ha incurrido (no los que ha pagado) e incluso determinados costes que ha imputado (ej: amortización). Ahora debemos ponerlo todo en términos de dinero de efectivo y no de compromisos de cobros (cuenta de clientes) o compromisos de pagos (proveedores y acreedores básicamente).

Paso a paso vamos a ver cuánto de lo que vende la empresa se transforma en dinero, de este cuánto se necesita para pagar a los proveedores y para sus inversiones de activo fijo y finalmente cuál es el remanente que puede aplicar para pagos tales como cancelaciones de deuda o pagos de dividendos.

Este análisis  sería más sencillo si los estados financieros se rigieran por criterios de caja, es decir, que ventas coincidiera con cobros y gastos con pagos, pero generalmente los estados financieros de las empresas se elaboran con vistas al informe a los accionistas, inversores y hacienda que están más preocupados en saber cuánto se vende o gana. El flujo de cobros y pagos le preocupa al director/tesorero financiero que debe buscar financiación para los desfases de circulante e inversiones, y a los proveedores financieros (nosotros) que vemos impacientes como fluye el dinero por la empresa.

En definitiva, los estados financieros siguen generalmente criterios de devengo y a nosotros nos interesa un criterio de caja. Con en análisis de Cash Flow intentaremos aproximar ambos criterios.

¿Cómo definimos Cash Flow?

La forma tradicional de definirlo dice que es la suma del beneficio después de impuestos más las amortizaciones. A nosotros a estas alturas del blog, expertos analistas, nos parece una definición incompleta.

En primer lugar, ¿qué entendemos por beneficio? ¿qué ocurre si nuestra empresa ha ganado dinero gracias a que ha vendido un edificio, una cartera de acciones o ha tenido un crédito fiscal que suma en lugar de restar?

Por eso decimos que el beneficio ha de ser el procedente de operaciones ordinarias, por tanto, recurrentes en el tiempo (esto ya lo contamos en el blog que hablábamos de la cuenta de resultados). Para ello deduciremos del beneficio los ingresos extraordinarios y para ser consecuentes los gastos extraordinarios, pues ninguno de ambos han de ser considerados pasados ni futuros.

Cuando las empresas tienen ingresos financieros sustanciales, y lógicamente no estamos analizando una empresa financiera, también deberíamos restarlos pues pueden distorsionar el margen ordinario del cliente. Haciendo estas salvedades obtenemos el que podemos denominar Resultado Neto Ordinario, el beneficio o pérdida que la empresa obtiene por su actividad ordinaria.

Continuará

Diversificación

En nuestra sección para inversores recomendamos cinco pautas para una estrategia de inversión eficaz, entre las que se encuentra “minimizar el riesgo mediante la diversificación en el crowdlending”. Desde Grow.ly entendemos que una adecuada gestión del riesgo incluye una adecuada diversificación de los riesgos. En este sentido, en Grow.ly hemos incorporado recientemente herramientas para ayudar a los inversores en la gestión del riesgo de concentración: un detalle de todas las empresas con el importe invertido pendiente y el porcentaje que este representa sobre la cartera y un “índice de riesgo de concentración”. Ambas informaciones se encuentran dentro del apartado de estadísticas.

Concentración por empresa: Tal y como les informamos en nuestro post de novedades en el mes de julio, hemos creado una tabla en la sección de estadísticas con el fin de que nuestros inversores puedan conocer en detalle qué importe está invertido en cada empresa y qué porcentaje este representa sobre el total de la cartera. Se ha incorporado dicha información en el apartado de estadística bajo el título de concentración y en él se refleja el nombre de la empresa, el importe inicialmente invertido, el saldo actual y el porcentaje que este último significa sobre el total de la cartera en el momento. La información está ordenada de mayor a menor concentración. Además, se han establecido unos parámetros orientativos de clasificación del riesgo con colores por empresa utilizando la siguiente tabla:

Una cartera adecuadamente diversificada sería aquella en la que se ha invertido en un mínimo de 50 empresas con porcentajes parecidos en cada una de ellas. A efectos prácticos si el importe fuera el mismo en cada una de ellas estaríamos exactamente en un 2% en cada uno, de ahí que el tramo de 1 al 2,5% se considere riesgo bajo. Por el contrario, si tuviéramos exactamente un 10% en cada empresa, significaría que estamos en 10 empresas, por lo que se considera un riesgo muy alto, puesto que en caso de impago de alguna de ellas el efecto sobre la rentabilidad es excesivo.

Una diversificación adecuada reduce el riesgo de pérdida, a mayor diversificación menor riesgo.

Índice de riesgo de concentración: además de informar del riesgo en cada empresa, se ha creado un índice de riesgo de concentración que valora en su conjunto el riesgo de la cartera.

El índice se sirve la metodología del conocido como índice de Herfindahl o Indice de Herfindahl e Hirschman (IHH), muy utilizado para medir la concentración económica de un mercado o la concentración de una cartera de inversiones. El índice valora tanto el número de empresas en las que se participa como el peso que puedan tomar cada una de ellas en el total.

Sin entrar en las consideraciones teóricas que se pueden encontrar en la propia sección de estadísticas, el índice toma valores de 0 a 100. Siendo 0 la máxima diversificación posible con infinitas inversiones y 100 la máxima concentración en una sola empresa.

Vamos a poner dos ejemplos para explicar mejor el significado del índice:

> Ejemplo 1: Supongamos una cartera con 50 empresas en las que en todas se ha invertido la misma cantidad (100 € por ejemplo). El índice daría valor 2 de la escala de 0 a 100. Nótese

que como hemos invertido la misma cantidad en cada empresa, tenemos una cuota de un 2% en cada una de ellas. Esto es lo que representa el índice.

> Ejemplo 2: Si en estas mismas 50 empresas en una de ellas tuviéramos una inversión de 500 € (ella sola representaría del 9,25% de la cartera, mientras que en el resto de casos supondría un 1,85% cada una de ellas), el índice se elevaría al 2,54. Obsérvese que si hubiéramos invertido 100 € en 40 empresas, la cuota de cada una de ellas seria del 2,50%. En definitiva, el índice muestra que, dada la concentración en una de las empresas, a efectos de concentración es como si hubiéramos invertido en unas 40 empresas en lugar de las 50 que estamos realmente invertidos. Si el mismo ejercicio lo hiciéramos invirtiendo en 2 empresas 500 € y en el resto 100€, el índice alcanzaría el valor 3,36, es decir a efectos de concentración es como si solo estuviéramos en 30 empresas.

Finalmente, con el fin de facilitar la interpretación hemos clasificado las carteras en 5 tipos al estilo de la concentración en empresas según el siguiente cuadro:

En Grow.ly siempre recomendamos la mayor diversificación posible a efectos de mitigar los posibles riesgos de impagos. A mayor diversificación, menor riesgo y mejor rentabilidad.

Deseamos que esta información les sea de la máxima utilidad para gestionar mejor su cartera y obtener una mejor rentabilidad con riesgos controlados.

Novedades web Grow.ly

En febrero de 2018 realizamos un resumen de las novedades desarrolladas en la web. Desde entonces, hemos continuado realizando mejoras administrativas y también nuevos desarrollos para los inversores. A continuación les hacemos un pequeño resumen de las novedades más importantes que pueden encontrar:

Diversificación:

Dentro de la sección “Estadísticas” se ha creado una nueva sección donde los inversores pueden ver cómo tienen diversificada la cartera. Esta es una manera muy visual e importante de hacernos una idea del riesgo asumido por cada empresa y de posibles concentraciones. Aquellas en rojo son las que tienen una alta tasa de concentración, lo que significa que, si la empresa sufriera algún retraso, el impacto sobre nuestra cartera sería mucho más alto que aquellas con el color verde, que tienen un peso mucho más bajo de riesgo. En definitiva, lo que creemos que es importante transmitir en esta sección es que a mayor diversificación, menor riesgo. Esta sección es también descargable.

Oferta múltiple

En la sección “Proyectos” hemos incorporado una nueva opción “oferta múltiple” en la que se pueden realizar ofertas a varios proyectos a la web en un solo click. De esta manera no sería necesario entrar proyecto por proyecto para realizar la inversión. Si se desea no participar en alguno de los proyectos simplemente se pone 0 en el importe y de esta forma no se invertiría.

Mi cuenta:

Hemos mejorado la visualización de la sección de mi cuenta de manera que sea más intuitivo. Además, es más fácil detectar ahora a quién corresponde el pago de una cuota puesto que en los movimientos aparece el nombre de la empresa reflejado. Esto a su vez ha hecho que se mejorara la visualización desde móviles de la plataforma.

Desde Grow.ly nuestra intención es la de mejorar de forma constante nuestra plataforma, siendo más transparentes y ágiles, facilitando la información a nuestros inversores para que su experiencia mejore cada día. Siempre estamos disponibles para la sugerencia de mejoras y seguiremos trabajando de forma constante para construir juntos, puedes enviarnos tus sugerencias a info@grow.ly, remitírnoslas a través del chat de nuestro sitio web o en el teléfono 91.435.93.36.

¡Grow.ly cumple 4 años!

Hoy hace cuatro años que en Grow.ly se formalizó el primer préstamo de muchos que le han seguido. Era un pequeño préstamo 6.000€ pero que suponía romper una barrera importante y dar el pistoletazo de salida a nuestra plataforma por la que tanto habíamos trabajado en los meses previos. En aquel 2014 no nos hubiéramos imaginado nunca que llegaríamos a crear una plataforma como la que tenemos hoy, ni mucho menos que podríamos contar con el gran equipo que tenemos con nosotros.

Sin duda el camino no ha sido fácil, el crowdlending era un sector desconocido y todavía lo es para gran parte de la población. No teníamos un mercado regulado y, cuando salió la ley 5/2015, conseguir la autorización de CNMV fue un trabajo arduo pero agradecido, que trajo un cambio de paradigma en el sector aumentando la confianza y dándonos mayor visibilidad.

Nos hemos encontrado con dificultades en el camino, sin duda, pero también con muchísima gente que nos ha apoyado y ha confiado en nosotros durante todo este tiempo. Más de 12 millones de euros financiados entre más de 300 proyectos son métricas excelentes, no hay duda, pero no han venido solos: nuestros 28 accionistas, nuestro equipo, las empresas que se han financiado con nosotros y los más de 2800 usuarios de la plataforma, sin todos ellos, nada de lo conseguido hasta ahora habría sido posible.

Nuestros inversores apuestan día a día por las pymes del país, acompañándolas en su proceso de crecimiento e internacionalización. Las empresas también confían en Grow.ly y nuestro mecanismo, viendo la importancia cada vez más clara de la diversificación de sus fuentes de financiación y apreciando nuestra celeridad en la respuesta a sus necesidades. Nos sentimos orgullosos de haber contribuido, con nuestro pequeño grano de arena, al desarrollo de proyectos empresariales que contribuyen al desarrollo del país, crean empleo, y generan riqueza. Pero nosotros no nos conformamos, queremos seguir creciendo y lo queremos hacer mejorando cada día, siendo más ágiles y llevando con nosotros la transparencia que tanto nos define.

Gracias a todos los que habéis formado parte de este proceso.

Grow.ly, creciendo juntos.

Analizando el balance de una empresa (XX)

En el último post teníamos ya el beneficio (después de impuestos) que ha generado la actividad de la empresa. Y la pregunta que nos hacemos es ¿y ahora?

¿La empresa lo ha hecho bien o lo ha hecho mal? Y por tanto ¿Cuánto gana un empresario o accionista? Esta es la pregunta que se hace mucha gente.

Tenemos que relativizar y poner en referencia ese beneficio. En innumerables ocasiones la gente se “escandaliza” de lo que gana una empresa sin tener en cuenta factores como cuánta facturación ha tenido, cuánto capital ha invertido, a cuánta gente da empleo, etc. Por eso hemos de recurrir a unas ratios que nos permitan poner el beneficio (o las pérdidas) en perspectiva.Analisis financiero pymes crowdlending

Puesto que puede haber elementos que distorsionan el beneficio en base a desgravaciones, tipos impositivos que varían según ejercicios o partidas extraordinarias, lo primero que vamos a hacer es tomar como referencia el beneficio antes de impuestos quitando extraordinarios y calcularemos el siguiente ratio:

BENEFICIO antes de IMPUESTOS +/- EXTRAORDINARIOS / VENTAS

La utilización de esta ratio nos marca tendencias en la cuenta de resultados. Al quitar impuestos y extraordinarios podemos comparar con años anteriores las actividades recurrentes.

Este margen o ratio debe de completarse con dos más: Margen Bruto comparándolo con sus ingresos brutos y margen operativo donde ponemos en relación los gastos operativos con los ingresos operativos.

El análisis de las variaciones de estos márgenes (que tienden en el tiempo a mantenerse) nos dan indicios de mejoras o problemas en procesos productivos, incremento en costes de producción, tanto comparándolo con años anteriores como con empresas del sector.

Las actividades empresariales de un mismo sector suelen tener márgenes similares por eso no es fácil que, dentro de un mismo sector, en condiciones normales, haya empresas con márgenes muy diferentes. Mucha gente, ¡obviamente no los analistas que nos leéis!, se sorprenden cuando ven lo escasos que pueden ser los márgenes con los que operan muchas empresas, sobre todo en mercados “competentes y libres “pues solo leen la cifra bruta de beneficios y no el empeño y esfuerzo que casi siempre hay detrás. Por eso hay que recurrir a otras ratios para completar nuestro análisis como por ejemplo ¿cuánto ha ganado el empresario con respecto al capital que ha invertido?

La cifra de beneficios no es una medida de rentabilidad si no la ponemos en relación con los recursos que ha aportado el accionista, por lo que hemos de poner en referencia el beneficio con las aportaciones (capital, reservas… en definitiva, fondos propios) que han hecho. La ratio por si sola no nos dice mucho (¡salvo que sea negativa, claro!) y hay que ponerla en relación con referencias objetivas como, por ejemplo:

  1. Cuál es la rentabilidad que obtienen empresas de similares características (comerciales, industriales, servicios…)
  2. Cuál es la rentabilidad en activos sin riesgo, es decir, y en teoría, la deuda pública soberana. Si un empresario gana un 5% por su capital invertido en su negocio y la deuda pública paga el 4% ¿le compensará el esfuerzo? Actualmente con tipos de renta casi negativos las comparaciones son más fáciles. De ahí también la importancia de una política de tipos bajos como incentivo para la inversión (y no solo por aminorar los gastos financieros).

Estas valoraciones hemos de hacerlas desde la perspectiva de la predisposición que puede tener un empresario/accionista de aportar fondos nuevos a su negocio o de no repartir dividendos, que a efectos nuestros tiene similar efecto.

A consecuencia de lo anterior también es útil analizar la ratio denominada “Pay- out” o porcentaje de beneficio que se reparte a los accionistas o se mantienen como reserva.

Su cálculo es sencillo: dividendos/ beneficio neto.

La tipología de empresa, de accionistas… condicionan en muchos casos la política de dividendos de las empresas. Las grandes empresas suelen tener compromisos con sus socios institucionales de pagos casi con estructura de cupón: Eléctricas, bancos… otras de carácter familiar suelen tender a capitalizar los beneficios, situación muy habitual en las pequeñas empresas pues no es ningún secreto que en muchos casos las cuentas de resultados de las pymes soportan gastos particulares de los empresarios.

Continuará

Principales aspectos a tener en cuenta en la nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos:

El próximo 25 de Mayo de 2018, entra en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Esta normativa pretende adaptarse mejor al actual entorno digital que la normativa anterior que databa del año 1999, y busca dotar al usuario de una mayor protección, derecho y seguridad.

En esta entrada del blog os resumimos las principales cambios, novedades y principios de este nuevo reglamento:

  • La obligación de obtener un consentimiento expreso del tratamiento de los datos con un mecanismo adecuado para poder acreditar su obtención.
  • Se necesita proporcionar la información completa y mayor rigor a los usuarios sobre el uso de sus datos personales.
  • Se debe de garantizar un acceso fácil a los usuarios a la información sobre el tratamiento de sus datos, además de que se debe utilizar un lenguaje comprensible.
  • El derecho al olvido y al de oponerse. El usuario tiene el derecho de eliminar sus datos cuando el fin para el cual fueron proporcionadas ya se ha acabado o en los casos que fue obtenido de forma ilícita o haya retirado su consentimiento.
  • Se crea la figura de “Delegado de Protección de Datos” siendo obligatoria en determinados casos.

Nueva ley proteccion de datos - Grow.ly crowdlendingEl reglamento se rige por los siguientes 6 principios que hay que tener en cuenta en la adopción de medidas necesarios para su correcto cumplimiento:

  • Principio de licitud, lealtad y transparencia

Según el articulo 5.1.a“Los datos serán recogidos de manera lícita, leal y transparente”.

La información sobre el tratamiento de datos debe de ser clara, con un lenguaje comprensible y de fácil acceso para el usuario. La finalidad del tratamiento de los datos personales debe ser explícita y legítima.

  • Principio de limitación de la finalidad

El objetivo de la recogida de datos debe de tener una finalidad determinada y no podrán ser utilizados para fines distintos a los fines que se hayan indicado en el momento que el usuario haya dado su consentimiento.

  • Principio de minimización de datos

Los datos recogidos deben de ser los estrictamente necesarios para la finalidad para la cual van a ser tratados, siendo lo mas mínimos posible.

  • Principio de limitación del plazo de conservación

El uso de los datos es limitado y obliga a cesar su tratamiento, una vez que haya acabado la finalidad que persiguen, salvo los casos de excepción de fines de archivo de interés público, investigación científica o fines estadísticos.

  • Principio de seguridad

Al igual que en la anterior legislación el tratamiento de datos tiene que garantizar una seguridad, integridad y confidencialidad de tratamiento de los datos personales, con medidas organizativas adoptadas para ello, evaluando los riesgos que supone el tratamiento de dichos datos.

  • Principio de exactitud de los datos

El nuevo reglamento hace un especial hincapié en que los datos deben de ser correctos y completos, siendo actualizados en los casos que fuese necesario, adoptando las medidas necesarias para que los datos que no sean exactos se supriman o se rectifique.

Les recordamos que la información aquí presentada es de carácter general, y en ningún caso puede entenderse como una opinión profesional ni como asesoramiento jurídico.

Propuesta de regulación para Proveedores de Servicios de Crowdfunding Europeos

 La Comisión Europea ha publicado su plan de acción para el sector Fintech. En el post de hoy repasaremos los principales puntos de este plan, que tiene por finalidad convertir a Europa en un centro global para el sector de fintech y que persigue los siguientes objetivos:

  1. Permitir al sector financiero adoptar de manera ágil los avances que se están produciendo en las nuevas tecnologías, el blockchain, la inteligencia artificial y los servicios en la nube.
  2. Promover una mayor seguridad en los mercados.
  3. El acceso de los nuevos participantes a los mercados financieros.

Las principales iniciativas incluidas en el plan de acción son las siguientes:

  1. Permitir a los nuevos modelos de negocio alcanzar una dimensión europea.
  2. Apoyar la adopción de la innovación financiera en el sector financiero.
  3. Mejorar la seguridad y la integración del sector financiero.

En referencia al primer punto se engloba en el mismo la importancia de revisar los marcos regulatorios actuales de manera que se puedan aplicar en toda la Unión Europea y, precisamente a raíz de esto el 8 de marzo la Comisión Europea publicó una Proposición de regulación para Proveedores de Servicios de Crowdfunding Europeos (ECSP) para empresas. A continuación, realizamos un breve resumen de algunos de los principales puntos dentro de la ley subrayando el hecho de que es una proposición de regulación y que, con toda probabilidad, la misma sufrirá cambios:crowdlending regulacion comision europea crowdfunding grow.ly

  • De igual manera que en la regulación española, la proposición europea no regula los servicios de crowdfunding basado en recompensas o en donaciones.
  • Regula el equity crowdfunding y el crowdlending que esté dirigido a empresas y no a particulares.
  • Cada proyecto publicado en las plataformas no podrá superar el 1.000.000€ en 12 meses.
  • Las ESI, sociedades y agencias de valores, podrán también realizar este tipo de actividad pero con menores restricciones (podrán por ejemplo superar el millón de euros por proyecto, asesorar, gestionar carteras…)
  • Las plataformas que actúen solo en un país tienen el derecho de continuar trabajando bajo dicha regulación y no tienen la obligación de adoptar la regulación europea.
  • Las plataformas tendrán prohibido aceptar fondos de sus usuarios a no ser que sean autorizadas como una institución de crédito según el Artículo 8 de la Directiva 2013/36/EU. Tendrán que utilizar por lo tanto medios de pago externos que tengan la autorización necesaria.
  • Las plataformas no podrán invertir en sus proyectos ni podrán hacerlo tampoco accionistas que tengan más de un 20% del capital de la plataforma, directivos, empleados o cualquier persona que controle directamente o indirectamente las plataformas.
  • Los inversores no tendrán límites para invertir pero la plataforma tendrá que asegurarse mediante un test que los clientes entienden los riesgos que asumen al invertir en las plataformas, comprobar la experiencia previa en inversiones y su formación académica o experiencia profesional.
  • La regulación permite que las plataformas puedan establecer un canal que permita que los inversores vendan y compren préstamos o valores pero no les permite la creación de un mercado secundario que si podrían hacer las ESI.
  • Las plataformas tendrán que proveer un “Key Investment Information Sheet” para advertir a los posibles inversores de los riesgos y características del producto.

Sin duda, nos parece muy acertada la visión de la Comisión en la que se menciona la dificultad de la creación de un mercado paneuropeo debido a las distintas regulaciones o la falta de regulación en los distintos mercados europeos y estamos convencidos que una regulación global de toda la Unión Europea podrá ser muy positiva aunque hay ciertos aspectos que consideramos importante cambiar de la proposición. Seremos activos, estaremos atentos y continuaremos trabajando para hacer llegar nuestra visión al respecto a la Comisión Europea.

Gestión de retrasos en Grow.ly

En el post de hoy vamos a comentar cuál es la gestión que realiza Grow.ly en los retrasos del pago de cuotas. Desde Grow.ly se analizan exhaustivamente todas las empresas que se publican, aceptándose solo aquellas empresas que entendemos tienen capacidad de reembolso. No obstante, la decisión de prestar es siempre del inversor y él es quien asume el riesgo del buen fin de la operación. Por ello, debe hacer su propia valoración y análisis de la empresa, teniendo en cuenta que las circunstancias pueden cambiar y que ello podría implicar el impago total o parcial del préstamo.

Grow.ly realiza un seguimiento continuo de las empresas con préstamos formalizados, así como de aquellas empresas que están en fase de estudio, con el fin de detectar posibles cambios en su situación financiera que puedan afectar a futuro para nuevas operaciones o bien iniciar acciones previas en caso de deterioro.

Sin embargo, el riesgo del impago existe y, aunque lo asume el inversor, en Grow.ly actuamos en nombre de todos los inversores para los trámites de recobro del préstamo. Desde Grow.ly consideramos que hay dos puntos clave en la gestión del impago: la rapidez en la gestión del mismo y la transparencia de la información hacia los clientes.

Pero, ¿qué ocurre cuando se produce un retraso en Grow.ly?

Como comentamos, uno de los aspectos fundamentales en la gestión de los impagados es la inmediatez en la actuación, para ello es necesario conocer lo antes posible cuando se produce un impago. En este sentido la modalidad que ha elegido Grow.ly para que las empresas paguen sus cuotas es a través recibos SEPA B2B donde acreedor y deudor deben ser empresas (no particulares). Esta modalidad solo permite el rechazo o devolución por el deudor (empresa) hasta 3 días hábiles posteriores al vencimiento, renunciando este al derecho a ser reembolsado por su entidad financiera una vez efectuado el cargo. Ello permite a Grow.ly conocer con rapidez el resultado del pago de forma fehaciente. Desde Grow.ly tenemos distintas fases y herramientas para gestionar los posibles impagos:

Gestión amistosa

En el momento en el que se produce un retraso de una cuota desde Grow.ly se contacta con la empresa tanto vía telefónica como a través de correo electrónico preguntando al cliente los motivos de la devolución y solicitando el abono inmediato del mismo.

En esta primera acción se resuelve un alto pexels-photo-886465porcentaje de las devoluciones, muchas veces derivado de un error técnico con el banco que no ha procesado correctamente el mismo, o del cliente porque en ese momento la cuenta bancaria donde se ha emitido el recibo no tenía suficiente saldo para asumir el importe. En estos casos de errores el retraso se suele solucionar de forma inmediata.

En otras ocasiones este retraso puede deberse a tensiones de liquidez que pueda estar experimentando la empresa derivado de distintos hechos como por retrasos en los pagos de sus clientes, un incremento de gastos, un descenso de las ventas…

Ante este tipo de situaciones el equipo de Grow.ly mantiene un contacto continuo con la empresa y los avalistas si los hubiera, pudiéndose dar distintas casuísticas dependiendo de la empresa y en muchas ocasiones la situación de resuelve en cuestión de días o de unas pocas semanas puesto que el impago se produce por una situación puntual de falta de liquidez.

Si una vez transcurrido el plazo razonable el impago no se resuelve se remite a la empresa una comunicación vía burofax reclamando el pago de la cuota e informando que en caso de persistir el impago y una vez transcurridos 30 días desde el vencimiento se incorporará su impago a ASNEF (Asociación Nacional de Establecimiento Financieros) a la que Grow.ly está adherida. La inclusión en el “fichero ASNEF” acelera en muchas ocasiones el pago de la deuda puesto que ello limita el acceso al crédito de la empresa.

Si el impago persiste Grow.ly sigue realizando acciones amistosas con la empresa, solemos visitar al cliente e intentamos establecer un plan de pagos razonable para  que la empresa pueda asumir su situación. Para nosotros, una solución por la vía amistosa es el mejor procedimiento puesto que evita costes adicionales y se suele llegar a soluciones de forma más rápida. No obstante, en el momento que detecta que los argumentos esgrimidos por la empresa no son coherentes, que no ha realizado ningún pago a cuenta y que existen 3 cuotas impagadas o tres meses desde el último impago (en algunos casos concretos este procedimiento podría iniciarse previamente), se inicia el proceso de reclamación por vía judicial, sin perjuicio de seguir manteniendo el procedimiento amistoso.

Gestión judicial del impago

A pesar de que como hemos mencionado anteriormente, siempre realizamos una gestión amistosa del impago, hay ocasiones en las que, derivado de distintos hechos (antigüedad de la deuda, disposición del cliente, situación de la empresa…), se decide iniciar el procedimiento judicial. El procedimiento judicial está contratado con un despacho de abogados especialista que se encarga de todas las acciones judiciales necesarias para reclamar la deuda al deudor y avalistas. A partir del momento en que el préstamo entra en proceso judicial los tiempos dependen del juzgado que lleve el caso. El procedimiento judicial tiene por objeto el cobro de las cantidades adeudadas o el embargo de los bienes tanto de la empresa titular del préstamo, como de los avalistas de la operación.

Si bien en algunas ocasiones los procedimientos pueden dilatarse, las acciones de reclamación persisten en el tiempo. En este sentido los abogados periódicamente revisan los posibles cambios en los bienes o ingresos tanto de titular como de los avalistas con el fin de embargarlos en caso de producirse. En este sentido la acción de recobro no finaliza nunca, si bien hay que renovar la demanda cada 5 años, para que siga surgiendo efecto.

No obstante, paralelamente a la acción judicial seguimos siempre manteniendo el recobro por la vía amistosa ya que la situación del cliente puede cambiar y muchas veces se puede terminar resolviendo más rápido por esta vía.

¿Qué ocurre en el caso de un pre-concurso de acreedores o concurso de acreedores?

El Concurso de Acreedores es un proceso judicial que se inicia a petición de parte, bien del propio deudor (Concurso voluntario), bien por sus acreedores (Concurso necesario) u otras personas a las que la ley atribuye legitimación, tales como los socios.  Este tema será tratado en un post especifico al efecto, pues merece un tratamiento singular.

Consideración de las pérdidas patrimoniales en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas

Esta información es de carácter general, y en ningún caso puede entenderse como una opinión profesional ni como asesoramiento jurídico-tributario-

A título informativo la Ley de IRPF (Ley 35/2006, de 28 de noviembre) permite considerar como pérdida patrimonial aquellas pérdidas derivadas de créditos vencidos y no cobrados conforme a unos requisitos y reglas de imputación temporal que determinan el momento en el que se puede entender que la pérdida es efectiva e incluirla en la declaración de IRPF.

Estas reglas y requisitos se contienen en el artículo 14.2.k) de la Ley del Impuesto que además regula el supuesto en que, con posterioridad al cómputo de la pérdida, se cobre el crédito, así como en la disposición adicional vigésima primera de la Ley 35/2006.

En este sentido El artículo 14.2.k) prevé lo siguiente:

“k) Las pérdidas patrimoniales derivadas de créditos vencidos y no cobrados podrán imputarse al período impositivo en que concurra alguna de las siguientes circunstancias:

1.º Que adquiera eficacia una quita establecida en un acuerdo de refinanciación judicialmente homologable a los que se refiere el artículo 71 bis y la disposición adicional cuarta de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, o en un acuerdo extrajudicial de pagos a los cuales se refiere el Título X de la misma Ley.

2.º Que, encontrándose el deudor en situación de concurso, adquiera eficacia el convenio en el que se acuerde una quita en el importe del crédito conforme a lo dispuesto en el artículo 133 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, en cuyo caso la pérdida se computará por la cuantía de la quita.

En otro caso, que concluya el procedimiento concursal sin que se hubiera satisfecho el crédito salvo cuando se acuerde la conclusión del concurso por las causas a las que se refieren los apartados 1.º, 4.º y 5.º del artículo 176 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

3.º Que se cumpla el plazo de un año desde el inicio del procedimiento judicial distinto de los de concurso que tenga por objeto la ejecución del crédito sin que este haya sido satisfecho.

Cuando el crédito fuera cobrado con posterioridad al cómputo de la pérdida patrimonial a que se refiere esta letra k), se imputará una ganancia patrimonial por el importe cobrado en el período impositivo en que se produzca dicho cobro.

Preguntas frecuentes sobre la fiscalidad crowdlending (Renta 2017)

El próximo 4 de abril comienza la campaña de la declaración de la Renta 2017, en este post trataremos de resolver los principales aspectos que hay que tener en cuenta sobre la fiscalidad de crowdlending:

Captura de pantalla 2018-04-05 a las 11.23.361- Los intereses devengados en los préstamos de crowdlending, ¿están sujetos a una retención fiscal?

Los intereses generados por la inversión en un préstamo en crowdlending son rentas de capital y por tanto tienen el mismo tratamiento fiscal que los intereses bancarios corrientes, formando parte de la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o de Sociedades, como rendimiento del capital mobiliario.

Los intereses generados por la participación en los préstamos en crowdlending, están sujetos al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en concepto de rendimiento del capital mobiliario. En concreto se rige por el artículo 25 “Rendimientos íntegros del capital mobiliario” de la Ley 35/2006 del IRPF, al tipo impositivo legal que marca la Agencia Tributaria que, actualmente es el 19%.

2- ¿Quién tiene la obligación de realizar la retención y declararla a la Agencia Tributaria?

Aunque la obligación de practicar la retención es de la empresa que ha contraído el préstamo, en Grow.ly practicamos, por indicación de los prestatarios, la retención correspondiente a los intereses percibidos por nuestros inversores. Dicha retención se declara e ingresa en la Agencia Tributaria.

Al cierre de cada ejercicio fiscal, nuestros inversores reciben de Grow.ly un certificado con información fiscal donde se detallan las retenciones practicadas por cada préstamo. Esa misma información le deberá aparecer en el borrador que la Agencia Tributaria le remita para su declaración de la renta del ejercicio correspondiente.

3- ¿En qué casilla me debe de aparecer en mi declaración de Hacienda los rendimientos de capital obtenidos por mis inversiones en crowdlending?

Los intereses devengados en los préstamos por su naturaleza son “Rendimientos explícitos de capital mobiliario”, y deberían de figurar en la casilla 025, dentro del apartado “Rendimientos del capital mobiliario a integrar en la base imponible del ahorro”.

4- ¿Es deducible la tarifa de administración de la base imponible?

En referencia a la deducción de gastos el artículo 26 de la Ley 35/2016 estipula lo siguiente:

 “Tienen la consideración de gastos deducibles exclusivamente los gastos de administración y depósito de valores negociables, y no es admisible la deducción de ningún otro concepto de gasto. A estos efectos, se consideran gastos de administración y depósito aquellos importes que repercutan las empresas de servicios de inversión, entidades de crédito u otras entidades financieras que, tengan por finalidad retribuir la prestación derivada de la realización, por cuenta de sus titulares, del servicio de depósito de valores representados en forma de títulos o de la administración de valores representados en anotaciones en cuenta. No serán deducibles las cuantías que supongan la contraprestación de una gestión discrecional o individualizada de carteras de inversión, en donde se produzca una disposición de las inversiones efectuadas por cuenta de los titulares con arreglo a los mandatos conferidos por éstos”.

Con carácter de prudencia, entendemos que no estamos incluidos en los supuestos descritos en el artículo antes mencionado y por lo tanto no sería deducible nuestra tarifa de administración a día de hoy.

5- ¿Puedo declarar una cuota que tengo impagada como una “pérdida patrimonial”?

Para poder declarar un posible impago como una pérdida patrimonial, de acuerdo a los conceptos que estipula la Ley de IRPF (Ley 35/2006, de 28 de noviembre) permite su consideración como pérdida patrimonial pero conforme a unos requisitos y unas reglas de imputación temporal que determinan el momento en el que se puede entender que la pérdida es efectiva e incluirla en la declaración de IRPF.

El artículo 14.2.k) prevé lo siguiente:

“k) Las pérdidas patrimoniales derivadas de créditos vencidos y no cobrados podrán imputarse al período impositivo en que concurra alguna de las siguientes circunstancias:

1.º Que adquiera eficacia una quita establecida en un acuerdo de refinanciación judicialmente homologable a los que se refiere el artículo 71 bis y la disposición adicional cuarta de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, o en un acuerdo extrajudicial de pagos a los cuales se refiere el Título X de la misma Ley.

2.º Que, encontrándose el deudor en situación de concurso, adquiera eficacia el convenio en el que se acuerde una quita en el importe del crédito conforme a lo dispuesto en el artículo 133 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, en cuyo caso la pérdida se computará por la cuantía de la quita.

En otro caso, que concluya el procedimiento concursal sin que se hubiera satisfecho el crédito salvo cuando se acuerde la conclusión del concurso por las causas a las que se refieren los apartados 1.º, 4.º y 5.º del artículo 176 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

3.º Que se cumpla el plazo de un año desde el inicio del procedimiento judicial distinto de los de concurso que tenga por objeto la ejecución del crédito sin que este haya sido satisfecho.

Cuando el crédito fuera cobrado con posterioridad al cómputo de la pérdida patrimonial a que se refiere esta letra k), se imputará una ganancia patrimonial por el importe cobrado en el período impositivo en que se produzca dicho cobro.”

En el caso de que esté en algún supuesto que se pueda considerar como fallido, desde Grow.ly le habremos mandado un certificado fiscal donde se ha incluido el importe de los préstamos fallidos para que los pueda declarar como una pérdida patrimonial en su declaración de IRPF. Mientras los préstamos estén impagados hay posibilidad de recuperación y es por eso que desde la Agencia Tributaria no se permite que nuestros inversores puedan declarar estos otros impagos como una pérdida.

– Esta información es de carácter general, y en ningún caso puede entenderse como una opinión profesional ni como asesoramiento jurídico-tributario-

 

 

Analizando el balance de una empresa (XIX)

Tras nuestro último post sobre análisis financiero, hoy iniciamos un breve análisis de los ingresos o pérdidas extraordinarias. Como su nombre indica no son operaciones recurrentes por ello debemos diferenciar las actuaciones típicas de las atípicas o no recurrentes. Empresas que recurren a este tipo de ingresos para mejorar sus cuentas de resultados generan dudas sobre su viabilidad a futuro. Igualmente cuando las empresas incurren en gastos extraordinarios deben valorarse si son producidos como consecuencia o reflejo de situaciones de años anteriores (Ej.: dar de baja clientes o existencias sin valor que no se hicieron en su momento) o son producto de sucesos extraordinarios de ejercicio en curso (incendio, etc.). 

Por ello podemos concluir que buenas empresas que generan un año de pérdidas por motivos extraordinarios (incendio o un plan de reducción de plantillas) normalmente podrán superar esa situación con su actividad ordinaria de años futuros. Por el contrario, empresas “malas” que superan el año con beneficios extraordinarios no podrán subsistir indefinidamente generando este tipo de ingresos. 

Captura de pantalla 2018-04-05 a las 11.28.45

Por ello cuando analicemos el cash-flow recurrente de una empresa hemos de restar los ingresos extraordinarios y sumar las pérdidas extraordinarias para tener una visión de la actividad ordinaria de la empresa. 

Al deducir las partidas extraordinarias (positivas o negativas) de su margen ordinario obtenemos en Beneficio antes de Impuestos. 

Nos queda un último coste por imputar a la cuenta de resultados. Los impuestos que gravan los beneficios de las empresas o los créditos fiscales que pueden generarse cuando se incurre en pérdidas. 

Hacienda es un socio que tienen todas las empresas y que les hace participes de sus beneficios. El impuesto de sociedades es un porcentaje sobre el beneficio, porcentaje que depende de varios factores. Primero es el tipo impositivo que fijen las autoridades fiscales: 15%,20%,30% 35%… que, según el momento y el tamaño de la empresa, puede variar. Adicionalmente las autoridades pueden otorgar beneficios fiscales vía desgravaciones por múltiples motivos: creación de empleo, inversión en tecnología, que reducen el tipo impositivo. 

Cuando la empresa incurre en pérdidas puede generarse un ingreso contable (no de caja) por el crédito fiscal que obtiene, es decir por la capacidad que tienen de compensar a futuro esas pérdidas con beneficios futuros y ello conlleva que en su cuenta de resultados refleje un ingreso, insisto no de caja, que generalmente se corresponde con una cuenta en el activo no corriente (activos por impuesto diferido) que refleja el saldo de impuestos a compensar en el futuro, se convierte en un crédito de la empresa contra la administración. 

El impreso del Impuesto de Sociedades, en la parte de liquidación nos da pistas sobre el importe devengado de impuestos y las posibles desgravaciones o bonificaciones que ha tenido la empresa, por eso es conveniente siempre pedirlo.

Continuará…